_
_
_
_

‘Machos Alfa’, las claves del secreto mejor guardado de los creadores de ‘La que se avecina’

Los hermanos Caballero terminan el rodaje de su primera comedia para Netflix. El reparto incluye a Fele Martínez, Gorka Otxoa, Fernando Gil, María Hervás y Kira Miró

Gorka Otxoa y Fele Martínez, en el rodaje de 'Machos Alfa'.
Gorka Otxoa y Fele Martínez, en el rodaje de 'Machos Alfa'.Manuel Fiestas Moreno
Natalia Marcos

El pasado lunes, el rodaje de Machos Alfa, la nueva serie de los creadores de La que se avecina, comenzó por la tarde y terminó más tarde todavía, hacia las cinco de la madrugada del martes. Una de las mansiones de la lujosa urbanización Las Lomas, en Boadilla del Monte (Madrid), acoge una de las últimas jornadas de rodaje (la grabación terminó este viernes) de los 10 capítulos de media hora que compondrán la comedia con la que los hermanos Alberto y Laura Caballero debutan en Netflix con una ficción original —Aquí no hay quien viva, otra de sus creaciones, lleva casi un año en el catálogo de la plataforma con muy buena acogida de público—. Mientras que una embarazadísima Laura Caballero dirige a Fernando Gil y María Hervás dentro, el resto del reparto principal se reúne en el jardín, al lado de la piscina y la cama elástica, para charlar sobre una serie de la que hasta ahora no habían podido hablar. La mayoría ni siquiera ha podido decir a nadie en qué serie estaban trabajando. Tampoco tienen muy claro qué pueden contar (muy poco) y qué no (casi todo).

El reparto de Machos Alfa lo componen Fele Martínez, Fernando Gil, María Hervás, Raúl Tejón, Kira Miró, Gorka Otxoa, Paula Gallego, Virginia Rodríguez y Raquel Guerrero. Los cuatro hombres interpretan a cuatro amigos que ven cómo sus acomodadas vidas se vuelven del revés al perder los privilegios que su condición de hombres solían traerles. Las mujeres serán quienes impulsen esos cambios y les obliguen a enfrentarse a su nueva realidad.

Como sobre el argumento no se puede hablar apenas, la conversación toma otros derroteros. Todos aseguran haber vivido situaciones y haber mantenido debates como los que plantea la serie, para cuyo estreno todavía no hay fecha prevista. “Estamos en una época en la que la revolución feminista, porque la revolución será feminista o no será, está aquí para quedarse. Como diría mi abuela, o te aclimatas o te aclijodes. Hay un montón de gente que se está aclijodiendo porque no se quiere aclimatar”, dice Raúl Tejón, cuyo personaje es uno de los que más oposición muestra a esos cambios de roles. “Parece que al hacer comedia no estás contando cosas profundas, pero en realidad la serie habla de cosas importantes, con humor, pero va a ser un espejo en el que verse reflejado”, añade Raquel Guerrero. “Obviamente, se le da unos giros, porque es una comedia y algunas situaciones se exageran. Pero tiene un tono que no es para nada excéntrico. Tiene picos muy divertidos y algunas de las relaciones se las tensiona, pero es un retrato bastante fiel de este momento de impasse que se vive antes de acabar de dar el paso”, completa Fele Martínez.

Fernando Gil y María Hervás, en un momento del rodaje en exteriores del segundo episodio de 'Machos Alfa'.
Fernando Gil y María Hervás, en un momento del rodaje en exteriores del segundo episodio de 'Machos Alfa'.MANUEL FIESTAS/NETFLIX

Frente al humor salvaje, rozando la astracanada, de La que se avecina y el tono más blanco de El pueblo (las dos, series de Telecinco), Gorka Otxoa describe Machos Alfa como “una comedia naturalista, cámara al hombro, en localizaciones naturales, muy realista, muy cercana”. “No hay esperpento, pero no hay piedad con ninguno de los personajes”, añade Raúl Tejón. Fernando Gil, ya incorporado a la conversación, toma la palabra: “Yo creo que la diferencia con otras producciones de Contubernio [la productora de Alberto y Laura Caballero] es que es una comedia más de situación que de personajes. Los personajes no son tan extremos, tocando el sainete. Aquí son más cotidianos. Y el rodaje en localizaciones reales le da un punto más cinematográfico. Puede ser una versión de Woody Allen que como fondo tiene Madrid en vez de Manhattan”.

De Manhattan a Madrid

Alberto Caballero también menciona al director neoyorquino cuando explica por qué quisieron que Madrid fuera el telón de fondo. “Veíamos que era una serie claramente urbana, y nos vinimos arriba y dijimos ‘si a Woody Allen le flipa Nueva York y es protagonista de sus cosas, nuestra ciudad es Madrid’. Pensamos que sería bonito rodar en sitios que tenían algún significado para nosotros. Rodamos, por ejemplo, en Las Vistillas, un parque al que nos llevaban nuestros abuelos de pequeños. Queríamos sitios concretos y localizaciones que tuvieran encanto”, dice el guionista y productor. Además de Madrid, el equipo rodó algunas tramas en Ibiza.

Laura Caballero dirige al actor Raúl Tejón en una secuencia de 'Machos Alfa'.
Laura Caballero dirige al actor Raúl Tejón en una secuencia de 'Machos Alfa'.MANUEL FIESTAS/NETFLIX

Para los dos hermanos, un rodaje en Madrid sin pisar un plató, en localizaciones naturales, ha sido una experiencia nueva y compleja. “Queríamos mostrar lo bonita que está Madrid, es una ciudad muy chula, y a Barcelona se le ha dado siempre más protagonismo. Pero buscar localizaciones ha sido muy trabajoso, tener los permisos, encajar todo…”, cuenta Laura Caballero. A ello se suman los rodajes nocturnos, las manifestaciones inesperadas, los actores que daban positivo en covid… “Como dicen en Shakespeare in Love, todo al final sale, pero cómo se logra es un misterio”, bromea Alberto.

Ahora que ha podido ver episodios terminados, Alberto Caballero por fin está totalmente tranquilo respecto a la serie. “Cuando haces una cosa nueva, te la imaginas y buscas actores que encajen… pero nadie tiene ni idea de cómo va a salir hasta que empiezas a ver cosas. He estado muy tranquilo todo el rato, pero siempre hay algo de incertidumbre porque hay que acertar. Este es un momento muy importante para nosotros porque saltamos de la televisión convencional, con todo lo bueno y lo malo que tiene, a las plataformas. Y no queríamos cagarla en el peor momento”.

Gorka Otxoa interpreta a Santi en 'Machos Alfa'.
Gorka Otxoa interpreta a Santi en 'Machos Alfa'.MANUEL FIESTAS/NETFLIX (MANUEL FIESTAS/NETFLIX)

Los dos destacan el salto de calidad estético que supone esta producción. “En comedia, parece que la parte estética podía tener un aspecto barato y no pasaba nada. Hacer una comedia que sea bonita, que esté cuidada, con localizaciones, es una maravilla. La comedia siempre había sido la hermana pequeña”, dice Laura Caballero. “Esto tiene también una parte de dignificar la comedia. Las plataformas han permitido homogeneizar las producciones históricamente más ambiciosas y las comedias, subir todo de nivel en la parte estética”, añade su hermano.

Con Machos Alfa, los hermanos Caballero han querido hacer algo muy diferente a sus creaciones anteriores. ¿Tienen miedo a la reacción del público que pueda esperar algo parecido a lo ya visto? “En realidad nos da más miedo que se parezca y que nos demos cuenta de que solo sabemos hacer una cosa”, dice Alberto. Los actores despejan dudas sobre este asunto. “Controlan la comedia que no veas, están en su elemento”, dice Fele Martínez. “Tienen el tiempo muy medido, cuándo tienen que ir las pausas, cuándo darle más velocidad, cuándo tienes que preparar el gag…”, añade Raúl Tejón. “Es la clave de la comedia y lo que la diferencia del drama, hacerlo de verdad pero con el ritmo exacto para que encaje y haga reír”, completa Kira Miró. “El tiempo es tirano en la comedia. Si te pasas, se derrumba el gag, y si te quedas corto, no llega”, remata Fernando Gil. “Me da más miedo que la gente se vea los capítulos muy rápido”, reflexiona Alberto Caballero. “Eso me da una angustia tremenda”, concuerda su hermana, “¡con lo que cuesta hacer una serie!”.

Tres rodajes en paralelo

Alberto y Laura Caballero tienen en marcha tres series en este momento: La que se avecina, El pueblo y Machos Alfa. Y durante los últimos dos meses, los rodajes de las tres han coincidido en el tiempo. “Estamos en un punto en el que se nos ha ido de las manos la cosa. En los platós nuevos de La que se avecina me cruzo con gente que no conozco”, cuenta Alberto Caballero. “Nos dimos prisa con Machos para tener todos los guiones antes de empezar a rodar y que cogiera velocidad de crucero. Paralelamente, arrancamos en un plató nuevo la nueva temporada de La que se avecina, que parece más un spin off que una continuación de la serie. Y luego El pueblo, que tiene la ventaja de que va muy bien sola porque tenemos a Roberto Monge que es un director que lleva con nosotros desde el principio, los guionistas están bastante curtidos… es la serie más continuista de las tres”, repasa el productor.

Mientras que Machos Alfa ha terminado su rodaje esta semana, La que se avecina lo hará en septiembre y El pueblo en octubre. “No sé cuántas productoras hay en España con tres series a la vez, no creo que muchas, y tan pequeñas como nosotros ninguna”, ríe Caballero. 

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Natalia Marcos
Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_