Una serie para el fin de semana: La amistad entre un humano y un dinosaurio

La serie de animación ‘Primal’, de Genndy Tartakovsky, explora un mundo primitivo y fantástico con una excelente narración sin palabras

Tráiler de la primera temporada de 'Primal'.

Lanza es un humano, una suerte de hombre de las cavernas primitivo, básico y bruto. Colmillo es una especie de tiranosauria, igual de primitiva y de cafre que el humano. Ambos comparten desdicha: han perdido a sus familias bajo las garras y las fauces del mismo dinosaurio depredador. Una tragedia que, tras un primer enfrentamiento, hace saltar una chispa de empatía que deviene en una relación de apoyo y cuidado mutuo. Esta imposible amistad es la columna vertebral de Primal, una maravilla de la animación reciente (disponible en HBO España) creada por Genndy Tartakovsky (Samurai Jack, Hotel Transilvania, El laboratorio de Dexter).

Son diez episodios (cortos, de 20 minutos) en los que sus creadores han logrado un tono muy reconocible con una sofisticada animación y una narración sin palabras (hay diálogos, a su manera, entre gruñidos y señas) casi perfecta. Quien vea el tráiler verá mucha acción, peleas entre bestias, sangre y muerte, pero la historia que se cuenta es más pausada y se toma su tiempo para evolucionar, capítulo a capítulo, de una trama prehistórica realista (todo lo realista que pueda ser que convivan humanos y dinosaurios, entiéndase) a un relato de fantasía, con dinosaurios zombis, primates enfurecidos, hechiceras que vuelan montadas en pterodáctilos o arañas gigantes, sin perder la sensibilidad.

Tartakovsky, que ya ha confirmado una segunda temporada para 2021, comenzó a explorar el tono y recursos que ha alcanzado en Primal en la última temporada de la también espléndida Samurai Jack (disponible al completo en HBO España), ficción que en sus inicios parecía una apuesta más infantil y fue evolucionando hacia un ambiente y una historia más madura y donde Tartakovsky y el director de arte Scott Wills hicieron numerosas pruebas narrativas y visuales que han terminado por explotar en Primal. En Primal cuentan además de nuevo con dos elementos fundamentales: un diseño del sonido excepcional del veterano Joel Valentine y la estremecedora banda sonora musical de Tyler Bates y Joanne Higginbottom.

Primal, que cuenta con tres premios Emmy, se acerca también al horror (con más de un momento gore y desagradable) y tiene como referentes a clásicos de la fantasía o de la animación como las historias de Conan (y sus adaptaciones a cómic) de Robert E. Howard, la película Tygra: Hielo y fuego (1983), de Ralph Bakshi, las ilustraciones de Frank Frazetta o el espíritu de las revistas de fantasía y ciencia ficción Metal Hurlant y Heavy Metal (y la película de animación que surgió de sus historias).

La precisión histórica obviamente es inexistente (si alguien se empeña, podríamos situar la historia en un limbo de lo más fantástico entre el cretácico y el paleolítico), porque, para cualquiera que haya jugado de pequeño con dinosaurios de juguete o le guste imaginar historias imposibles, ¿qué hay mejor que la amistad entre un humano y un tiranosaurio?

Más recomendaciones de series y toda la actualidad televisiva, cada jueves en la newsletter de Televisión de EL PAÍS. Suscríbete gratis.

Más información

Lo más visto en...

Top 50