MasterChef

Controles de temperatura y pasillos de ida y vuelta: así será el regreso a las grabaciones de ‘MasterChef’

El programa de TVE vuelve al trabajo con un nuevo protocolo de seguridad

Ana, una de las concursantes de la octava edición de 'MasterChef', con Elena Furiase y Pepe Rodríguez.
Ana, una de las concursantes de la octava edición de 'MasterChef', con Elena Furiase y Pepe Rodríguez.

Durante varias semanas, la cuarentena ha obligado a las cadenas de televisión a detener los rodajes de sus series y cerrar los estudios en los que se graban los programas de entretenimiento. Algunos recuperan hoy la actividad. Zapeando, por ejemplo, regresa a antena tras varias semanas ausente de la parrilla de La Sexta. Pero nada será igual. Las medidas de seguridad se han multiplicado para minimizar el riesgo de contagio entre trabajadores e invitados.

En este marco, TVE ha autorizado la grabación de nuevas entregas del concurso culinario MasterChef con un riguroso catálogo de normas y recomendaciones. El parón obligado les pilló a falta de culminar las cuatro últimas entregas, pero aun así la cadena decidió estrenar esta octava edición el 13 de abril con la esperanza de poder retomar la actividad a tiempo. Desde la última grabación los concursantes han permanecido confinados en la casa, que sirve de escuela de cocina, habilitada por la productora del programa, Shine Iberia.

Antes de que las cámaras se enciendan de nuevo en los estudios 1 y 2 de Fuente del Saz se desinfectarán a fondo las instalaciones, habrá controles de temperatura en los accesos (con un tope máximo de 37,3 grados), en el interior de la unidad móvil será obligatorio llevar mascarilla y entre los concursantes y los operadores de cámara mediarán al menos dos metros.

Para retomar las entregas pendientes de la octava temporada de MasterChef los técnicos de prevención de la cadena pública han evaluado las características de las instalaciones donde se graba el programa a fin de “coordinar y acordar” las medidas ante la situación creada por la posible exposición al virus de la covid-19. Los trabajadores de TVE recibirán cada día guantes y mascarillas FFP2 y dispondrán de un comedor propio, con un aforo predeterminado, se limitará la presencia del personal y se duplicarán las cámaras autónomas para facilitar los cambios de turno. “Son protocolos que se pondrán en marcha en todos los programas para trabajar de una forma segura”, asegura el director de Contenidos y Antena de TVE, Fernando López Puig.

La experiencia de MasterChef, un programa muy complejo, con muchas horas de grabación y una minuciosa edición, marcará el método de trabajo de los próximos meses. Y será útil para poder retomar le emisión de formatos como Operación Triunfo. “En este caso, los concursantes están fuera de la academia y tendrán que pasar revisiones”, aclara López Puig, que plantea la posibilidad de que las galas se realicen sin público o con espectadores muy separados.

La medidas se han establecido después de que los sindicatos de la corporación reclamaran sistemas de prevención contra el coronavirus. Además de las labores de limpieza y desinfección continuada, los trabajadores pasarán cada día un control de temperatura. Una ATS realizará las mediciones. “Se establece un valor límite de temperatura de 37,3 a partir del cual no se puede acceder”, especifica la corporación. Los pasillos de entrada estarán señalizados para delimitar dos sentidos, uno de ida y otro de vuelta.

Mascarilla y gafas

La grabación de este concurso culinario, en el que ejercen de jurados Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez, se hará también con medidas en los espacios en los que se mueven los presentadores y los concursantes. TVE y la productora han acordado que en la sala del supermercado se evaluará reducir el número de concursantes que entran al mismo tiempo a fin de asegurar la distancia social. También la sala de invitados cambiará el mobiliario.

Incluso se han adoptado normas para que los micrófonos de corbata se los coloquen los propios concursantes, presentadores e invitados. Y se especifica que si surge algún problema o es preciso cambiar la pila lo dejarán en una mesa para que el técnico de sonido lo cambie. “Si puntualmente no fuera posible, colocará el micro acercándose por el lateral o por la espalda, estirando lo máximo posible los brazos, sin hablar y portando mascarilla y gafas de protección”, detalla RTVE. Los concursantes seguirán cocinando ante los fogones y los focos. Pero las cámaras no podrán aproximarse a los menús como hasta ahora. Los dos metros de distancia forman parte de la nueva receta.

Más información

Lo más visto en...

Top 50