¿No te gusta el piso que te has comprado? Mejor no lo digas en Internet

Una inmobiliaria lleva a juicio a un comprador por las críticas que escribió en un foro de propietarios

Vista general de Valdebebas, barrio madrileño donde la promotora Valenor construyó la promoción que provocó las críticas.
Vista general de Valdebebas, barrio madrileño donde la promotora Valenor construyó la promoción que provocó las críticas.Luis Sevllano Arribas

Una usuaria escribió un mensaje en octubre de 2018 en el foro nuevosvecinos.com sobre su piso nuevo. “Problemas de insonorización, frío y aire en las ventanas”, decía. Unas semanas después, a finales de noviembre, la misma usuaria tenía más cosas que decir: “Mucha domótica en el 127, pero estamos llenos de goteras y pasando frío”. Las viviendas están en Valdebebas, un barrio nuevo en las afueras de Madrid, y eran obra de la promotora Valenor. Los pisos se iban a entregar en varias fases.

Entre ambos mensajes de la nueva propietaria, la web inmobiliaria Idealista publicó un artículo sobre esta promoción. La urbanización más techie de España, se titulaba. En el texto, el presidente de Valenor, César Cort, hablaba de “un proyecto singular”, por “sus materiales y por la tecnología que lleva incorporada”. “Si tu vecino hace una fiesta, no te vas a enterar”, añadía. Cort elogiaba también a los compradores de los pisos, que costaban entre 530.000 y 650.000 euros: “La mayoría de los compradores tienen un perfil muy técnico, son jóvenes y les interesa mucho la tecnología. He visto a vecinos intercambiando experiencias en la piscina de cómo gestionar y personalizar la programación de su casa, incluso hay alguno que quiere crackear el sistema [modificar el software] porque piensa que este puede rendir más, y probablemente lo haga”.

Poco después, Valenor se querellaba contra uno de esos propietarios por algo mucho más sencillo que “crackear el sistema”. En el hilo de la usuaria de nuevosvecinos.com un puñado de propietarios mostraban su preocupación de manera variada. Muchos eran futuros propietarios de pisos de la fase II. “Muy preocupante. ¿Cómo ha respondido Valenor frente a este problema?”, decía uno. “La verdad que asusta bastante leerte, y te doy la razón la domótica es un tema secundario cuando en tu vivienda recién estrenada lo que tienes son goteras”, decía otro. “Me parece un poco lamentable que pisos con estos precios y que presumen de estar perfectamente aislados del exterior para ahorro energético presenten estos problemas”, añadía otro.

Los comentarios son escasos, la mayoría en tono similar: esto no puede ser, hay que buscar soluciones, quién sabe algo de promotora. Hoy hay de hecho una plataforma de afectados de esos bloques. La promotora sin embargo creyó que esos comentarios se hacían con mala fe y se querellaron por injurias y calumnias contra uno de ellos, el usuario Diegoestudia, autor del tercer comentario en el párrafo anterior.

Hace unos días, el juez procesaba al autor de esos comentarios y mandaba el caso a juicio. “A consecuencia de unos daños en su vivienda [los acusados] realizaron todo tipo de comentarios denigratorio [sic] sobre las entidades querellantes en relación de las presuntas malas calidades de la vivienda en la que habitan, atacando el buen nombre de las empresas querellantes e intentando causar el máximo daño posible a su reputación dando publicidad en redes sociales”, dice el auto del juez, publicado en la web Facua.org. La publicidad “en redes sociales” se refiere con toda probabilidad a un comentario en la noticia de Idealista donde se hablaba de “la promoción más techie de España”, hecho con el mismo nombre de usuario del acusado y donde se enlazaba al hilo de nuevosvecinos.com. El usuario Diegoestudia ha borrado ese comentario y el resto de sus mensajes en el foro nuevosvecinos.com

Con esta operación, la promotora ya ha obtenido probablemente el silencio público de los propietarios de pisos, aunque quizá en privado opten por otras vías. Los hipotéticos compradores de las siguientes promociones, si las hay, tendrán más difícil enterarse de todos los detalles que los compradores quieran dar, ya que han visto cómo un vecino está en los tribunales. Este caso se enfrenta directamente a los límites de la libertad de expresión y el derecho a la información: ¿dónde acaba la libertad de alguien para dar su opinión y empieza el honor del afectado?

El equilibrio está aparentemente entre el honor de los criticados y la proporcionalidad, relevancia o veracidad de las afirmaciones. “El razonamiento de la acusación es el siguiente: primero, el acusado se quejó de su vivienda [lo que es falso, pues nunca habló de su vivienda]; segundo, un año después se le entregó dicha vivienda y estaba bien, y tercero, por tanto cuando se quejó de su vivienda mentía a sabiendas, lo que es un delito de calumnias. Pero claro, la premisa inicial es falsa”, dice David Bravo, abogado del acusado.

Tras un intercambio de correos electrónicos con este periódico, los abogados de la promotora se han negado a prestar ninguna declaración sobre este caso. Las actuaciones siguen siendo secretas hasta que empiece el juicio.

El auto del juez habla de injurias, que implicaría solo una multa, que puede ir de unos cientos de euros hasta unos miles, además de una indemnización. En la conciliación previa la acusación reclamó 50.000 euros de daños. Si la acusación además insiste en la calumnia, la responsabilidad también es penal y puede ir de seis meses a dos años.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Sobre la firma

Jordi Pérez Colomé

Es reportero de Tecnología, preocupado por las consecuencias sociales que provoca internet. Escribe cada semana una newsletter sobre los jaleos que provocan estos cambios. Fue premio José Manuel Porquet 2012 e iRedes Letras Enredadas 2014. Ha dado y da clases en cinco universidades españolas. Entre otros estudios, es filólogo italiano.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción