TikTok

Para qué sirve que la policía esté en TikTok

La llegada de las fuerzas de seguridad a la red social de vídeos cortos provoca críticas pero se percibe como algo inevitable

Quinto vídeo de Tik Tok publicado en la cuenta de la Policía Nacional el 11 de noviembre.

Una chica aparece sentada en una plaza. Empieza a andar hacia la cámara: “Te voy a enseñar cuál es mi pasión”, dice con un cartel. “Es algo nuevo en TikTok”, sigue. De repente salta y cuando cae es una policía nacional junto a un coche patrulla. Así es el primer vídeo en TikTok en la cuenta de la Policía Nacional, creada hace meses pero solo activada desde este sábado. TikTok es una plataforma de vídeos de menos de un minuto popular entre los más jóvenes y donde la música y los efectos son esenciales. La policía ha publicado por ahora cuatro vídeos. Este miércoles publicará el quinto, que EL PAÍS ofrece ya aquí.

La llegada de la Policía Nacional a TikTok vino acompañada de un reguero de críticas. En su tuit de agradecimiento, el mismo cuerpo recordaba a los haters (quienes vierten su odio en las redes). No hay que buscar mucho para encontrar un reguero de quejas en las respuestas, que se resumen en que TikTok no es lugar para la policía y está mal malgastar recursos así en lugar de en patrullar.

En TikTok también hay quejas. En ambos casos se mezclan con elogios o bromas. TikTok ya tiene sus bromas internas: “Si haces un drackueo, los panas te damos 100k”. En referencia a hacer un baile sexy con el culo a cambio de 100.000 likes de los panas (los colegas).

TikTok

También en foros privados de agentes ha habido críticas a la decisión. Ha emergido incluso alguna cuenta de agentes que en su vida privada tenían una cuenta de éxito en la red. Sea como sea, la cuestión de la llegada de la Policía a TikTok no era si iba a hacerlo, sino cuándo. La Guardia Civil inauguró la suya el 12 de octubre, coincidiendo con el día de su patrona, la virgen del Pilar. Ambas cuentas tienen ya más de 80.000 seguidores.

otro

“La gente que considera que es una pérdida de tiempo que la policía esté en redes sociales debe informarse y aprender”, dice Víctor Fernández, subinspector del grupo de redes sociales de la Policía. “La presencia policial en redes sociales es incuestionable porque la Policía debe estar donde está la sociedad”, añade.

TikTok tiene dos grandes características que deben tener en cuenta los agentes: su lenguaje es fundamentalmente audiovisual y su audiencia es más joven que en el resto de redes. “Los jóvenes son impermeables a otros medios de comunicación, no se informan a través de la tele o los medios digitales. No se comunican por teléfono ni ya casi por WhatsApp”, explica Fernández. Una vez logren dominar ese lenguaje, el objetivo en TikTok va a ser en el mismo que en el resto de redes: “Necesitamos una presencia singular en TikTok, que los usuarios allí nos reconozcan como tiktokers, tenemos que utilizar su código. Para luego concienciar con medias anticovid o prevenir delitos que pueden ser especialmente lacerantes cuando hablamos de menores como la violencia de género, o el bullying y conductas nocivas como el consumo de drogas”, explica.

Las críticas se parecen a las que recibió ya la Policía hace más de una década con Twitter: ¿qué hacía la policía en un lugar donde no podía hablar con su habitual lenguaje burocrático? En aquella provocación estaba la gracia. Con la ironía de que hoy la mayoría de esas críticas a TikTok se ven precisamente en Twitter, donde nadie ya duda de la necesaria presencia de cuerpos policiales. “La gente se confunde”, dice Llanos Olivares, responsable de la cuenta de la Guardia Civil en TikTok. “No puedes mezclar plataformas. No puedes meter contenido de Tiktok en Twitter porque la gente no te responderá igual”, explica. Su experiencia con la cuenta es positiva, también centrado en el argumento de los jóvenes: “No usan otras plataformas. Es un filón para concienciarles, tal y como lo hacen ellos, con mensajes cortos, amenos. Tienes que hablar su idioma”.

¿Cómo logran estos cuerpos policiales meterse en los gustos de adolescentes “sin pasar la línea roja” de mantener la seriedad del cuerpo, como dice Olivares? “Nos ayudan los hijos, tienes que tirar y preguntarles. Te dicen que no hagas eso, mamá”, explica. Hay obviamente además un trabajo de equipo para mejorar la oferta y adaptar el mensaje a sus necesidades.

“Es obvio, obligatorio y fundamental que estén y la gente se acabará acostumbrando. Esto es el principio, romper las barreras”, dice Fátima Martínez, especialista en marketing que en menos de un año ha logrado 200.000 seguidores en TikTok, y sin bailar ni cantar. Martínez tiene algunas recomendaciones para estas cuentas, pero la primera es tener cuidado con el mito juvenil. “Está muy bien para conectar con la gente joven, pero hay que tener cuidado con la gente mayor que está dentro”, dice. Según datos de Kantar Media, dos de cada tres usuarios de TikTok es mayor de 25 años.

Eso deja aún mucho espacio a los más jóvenes, pero ya no es solo una red adolescente, pero sigue teniendo sus propios códigos y son esenciales: “Yo uso muchos efectos para que la gente vea que es un contenido propio de la aplicación y no les choque, pero no me pongo a bailar para hablar de marketing. No es necesario que hagan tantas parafernalias”, dice. “Deben hacer vídeos de calidad. En TikTok la gente cuida mucho la luz y la estética. No puedes por ejemplo coger in trozo de vídeo de Youtube horizontal y cascarlo en Tiktok”, explica.

Las fuerzas de seguridad españolas tienen ya ejemplos por el mundo, pero no muchos. En septiembre llegó una policía alemana, la de Renania del Norte-Westfalia. Antes, en noviembre de 2019 empezó la policía noruega. Todas son herederas del Departamento de Policía de Los Ángeles, que empezó en diciembre de 2018, aunque tiene muchos menos seguidores que todas las europeas. También en América Latina hay varios ejemplos, como la Policía de Perú u Honduras. Todas palidecen en seguidores ante la policía de Kerala (India), por ejemplo, con cerca de 1 millón de seguidores.

Los españoles que se espantan por los vídeos que ha hecho la Policía Nacional en TikTok hasta ahora pueden ir viendo ejemplos de estos cuerpos en sus países. Solo hemos visto el principio.

Uno de los grandes retos de TikTok es precisamente la dificultad de cada vídeo. “Un tuit lo hacemos en 15 segundos pero un vídeo de Tiktok puede llevarnos horas. Parece que la creatividad es gratis, pero hemos tenido que convertirnos en tiktokers”, dice Fernández, de la Policía Nacional.

Luego llegará el día en que la presencia de los cuerpos policiales en TikTok ayude tanto como en otras a redes: “Durante el confinamiento llegamos a recibir 7.000 mensajes privados en un día en todas las redes”, dice Fernández. “La media era de 3.000, la inmensa mayoría con dudas legales. La gente no tenía una referencia institucional a la que dirigirse y nosotros estuvimos ahí”, añade, sin olvidar el papel operativo que pueden tener la redes sociales ya. “Han permitido resolver crímenes, dar con testigos o permitir localizar a menores desaparecidos. Es una herramienta social y de articulación de la colaboración ciudadana”. Ahora también en TikTok.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50