El compositor del sonido de mi coche ganó un Oscar

Los fabricantes fichan a estrellas del mundo de la música para crear la identidad sonora de sus automóviles eléctricos o incorporan melodías que ayudan a crecer a las plantas

El compositor del sonido de mi coche ganó un Oscar

Los fabricantes fichan a estrellas del mundo de la música para crear la identidad sonora de sus automóviles eléctricos o incorporan melodías que ayudan a crecer a las plantas

Ir al contenido

La llegada del vehículo eléctrico fue celebrada, entre otras cosas, por lo que suponía de victoria en la guerra contra la contaminación acústica. El exceso de ruido en las ciudades, una cuestión en la que los coches juegan un papel trascendental, puede acarrear pérdida de audición e incrementar el estrés y la ansiedad de las personas, según la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, la proliferación de coches silenciosos circulando por calles que los viandantes cruzan distraídos, cada vez más pendientes de las pantallas de sus móviles, representa un creciente problema de seguridad. Un estudio citado por el Parlamento británico estima que estos vehículos causan un 40% más de atropellos a peatones que los tradicionales.

En 2019, la Unión Europea aprobó una medida que obligará a los vehículos híbridos y eléctricos a seguir unos requisitos mínimos de emisión de sonido para que puedan ser percibidos con facilidad. El sonido tendrá que oscilar entre los 56 y 75 decibelios y deberá ser similar al de un motor de combustión convencional. Los fabricantes disponían de dos años para adaptarse a la nueva normativa. El reto es mayor de lo que parece: diseñar un sonido que aúne los valores que defiende su marca y definir su identidad sonora. Y para ello algunos han recurrido a reputados compositores o estrellas de la canción.

La banda sonora de BMW

A Renzo Vitale, ingeniero acústico, compositor y diseñador de sonido del Grupo BMW, no le gusta hablar del ruido que harán los coches en el futuro: prefiere hablar de su voz. Frente al concepto de ruido como algo molesto y desagradable, defiende que diseñar un sistema de aviso acústico (AVAS, por sus siglas en inglés) consiste en crear algo placentero y agradable, una voz capaz de expresar sentimientos. “Cuando pisamos el acelerador de forma suave o agresiva estamos transmitiendo emociones al volante. Si somos capaces de traducir esto en sonido tendremos un coche más expresivo”, apunta.

Para crear la identidad sonora de su compañía, Vitale trabajó mano a mano con Hans Zimmer, compositor de bandas sonoras como la de Gladiator, Blade Runner 2049, Interstellar o El Rey León, por la que ganó el Oscar. “Hemos abordado este proyecto como si estuviéramos creando una obra de arte”, explica el artista italiano. “Buscamos ideas que nos muevan, que se relacionen con la marca y sus valores y que tengan significado, y nos metemos en el laboratorio de sonido para tratar de traducirlo a un lenguaje sonoro”. El resultado se podrá oír ya este año por las carreteras: la marca se dispone a lanzar el iX3, 100% eléctrico, su primer vehículo en producción que incorpora la contribución de Zimmer.

En el caso de BMW, sus principales referentes no fueron otros sonidos. Su sistema AVAS se inspiró, según Vitale, en la obra del artista visual James Turrel y del escultor danés Olafur Eliasson. Curiosamente, ambos prestan especial atención a la luz.

Volkswagen, te conozco de oídas

BMW no ha sido el único fabricante que ha apostado por un artista de renombre para definir el sonido de su sistema AVAS. Volkswagen reclutó al compositor húngaro Leslie Mandoki, que ha trabajado junto a cantantes como Lionel Richie, Phil Collins o Chaka Khan. Mandoki asumió la tarea de traducir las visiones técnicas de los ingenieros y directivos de la compañía en un sonido musical que definiera la identidad del automóvil.

“Hemos diseñado un sonido seguro, comprensivo y futurista que comunica seguridad y la promesa de movilidad sin esfuerzo”, enumera Mandoki. “Los archivos de sonido en capas transmiten la sensación de velocidad y dinámica de la movilidad eléctrica. Los peatones reconocerán instantáneamente que están escuchando un vehículo eléctrico, pero su segundo pensamiento debería ser: Ese coche es un Volkswagen”.

Mandoki apunta que crear la identidad sonora del coche eléctrico es un proceso extremadamente creativo, ya que no está limitada por las condiciones físicas de un sistema de escape, que durante aproximadamente un siglo fue la principal fuente de sonidos del automóvil. “Esta libertad recién creada nos permite comunicar los valores de la marca y diseño como simpáticos, sensuales o innovadores”, añade. “Las únicas limitaciones son los requisitos legales y las capacidades de hardware”.

La alternativa sostenible de Toyota

“La obligación de implementar sonido en los vehículos eléctricos pretende fijar un estándar de seguridad. Nosotros nos preguntamos si podría servir para algo más, como beneficiar al medio ambiente”, señala Juan Ciapessoni, CEO de The Electric Factory. Su compañía trabaja con Ayax, un fabricante independiente de Toyota, en The Hy Project, una iniciativa que persigue un sonido AVAS que ayude a crecer a las plantas.

“Descubrimos que existía una investigación global sobre cómo reaccionan las plantas cuando se exponen a cierto rango de frecuencias, tanto en crecimiento como en absorción de nutrientes o luz solar”, recuerda el directivo.

Sentado el punto de partida, la empresa analizó distintos experimentos que demuestran cómo determinados rangos de frecuencias mejoran los estomas de las plantas — que ayudan en la absorción de agua y el aprovechamiento de la luz— y favorecen la división celular. Después, diseñaron un dispositivo que emite un sonido en un rango de frecuencias que coincide con estos experimentos.

The Electric Factory creó el software y el hardware; Ayax se encargó de la implementación del sonido, que probaron durante cerca de un año en el modelo Prius C de Toyota. Actualmente, The Hy Project se está implementando en Brasil, Uruguay y Argentina, y pretende una mayor expansión. “Hemos cambiado completamente el enfoque de los sonidos AVAS poniendo la naturaleza en el centro de nuestro diseño. Este será el primer sonido del resto de los sonidos”, presume Ciapessoni.

La complicidad de los instrumentos de Mercedes

En el sonido por el que ha apostado Mercedes-Benz no ha triunfado el artificio. “Nuestro sistema AVAS no genera ningún sonido de ciencia ficción que se imponga de manera extraña en el automóvil, pero enfatiza el ruido ya existente del vehículo y se integra perfectamente con el sonido general”, explica Christoph Sedlmayr, responsable de comunicaciones globales de la compañía. En su opinión, lo importante es que el patrón de sonido sea discreto y no resulte molesto a largo plazo, pero que sea fácil de escuchar e intuitivo de identificar al mismo tiempo.

La multinacional alemana afinó el sonido de sus vehículos eléctricos a partir de simulaciones en un banco de pruebas acústicas y en una pista de pruebas. “El objetivo era desarrollar las propiedades acústicas de los componentes relevantes del vehículo en un vehículo general armonizado”, indica Sedlmayr. “Esto significa que el sonido definitivo comienza con la carrocería del vehículo y los ensamblajes principales y, en última instancia, requiere una optimización de una serie de componentes que influyen en el ruido general del vehículo”.

Una cuestión que resultaba de especial relevancia al diseñar un sistema AVAS es que el sonido no resulte molesto desde el interior del vehículo. El modelo EQC de Mercedes-Benz es un buen ejemplo de cómo afrontan este reto los fabricantes. Los motores eléctricos de este coche están doblemente aislados por sus soportes de goma, lo que, junto con el aislamiento acústico de otros componentes, consigue un ruido audible desde el exterior a velocidades lentas que no escucha el conductor.

La compañía también guardó un espacio para la experimentación con su proyecto Sound Driving Performance, en el que se asoció con el grupo Linkin Park para encontrar un sonido AVAS atractivo para los conductores. “Queríamos combinar la experiencia y los conocimientos de músicos con nuestros expertos en sonido para hacer algo nuevo. Al fin y al cabo, estamos trabajando en el ADN de la marca”.

Más información