Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zuckerberg se enfrenta a otro juicio por la propiedad de Facebook

El inversor Paul Ceglia presenta un intercambio de correos donde se reconoce su ayuda económica

Si ayer los tribunales pararon las ambiciones de los gemelos Cameron y Tyler Winklevoos, que en 2008 aceptaron 65 millones de dólares de Facebook, hoy su creador, Mark Zuckenberg, se enfrenta a un litigio mayor. El inversor Paul Ceglia enseña correos electrónicos del fundador de la red social con los que pretende demostrar que le prometió el 50% de las acciones de Facebook, lo que al día de hoy equivaldría a 25.000 millones de dólares.

Ceglia explica en los tribunales que en 2003 contrató al estudiante de Harvard, a través del sitio de contactos Craigslist para que escribiera código en su proyecto, llamado StreetFax, a cambio de mil dólares. Además, Ceglia explica que invirtió mil dólares en el proyecto de Zuckerberg, The Face Book, a cambio de prometerle el 50% de la sociedad más un 1% de intereses diarios desde el 1 de enero de 2004 si The Face Book se retrasaba, como así fue.

Hasta ahora, los abogados de ambas partes habían estado litigando sobre qué juzgado era competente para ver la denuncia, si los del estado de Nueva York o los de California, donde reside Zuckerberg. Los abogados de Ceglia han demostrado, y el juez les ha dado la razón, que el fundador de Facebook, continúa manteniendo fuertes lazos, familares y económicos, en el Este del país, pese a que desde 2004 reside en el Oeste.

Así pues, ayer se vio en los juzgados de Buffalo (Nueva York) el caso, donde Ceglia aportó una docena de correos electrónicos con la correspondencia entre ambos, según cuenta Cnet.

Por ejemplo, el 30 de julio de 2003, Zuckerberg escribe que le gusta el buscador desarrollado para StreetFax y que le gusrtaría utilizarlo en su The Face Book. "Creo que ayudará a la gente a encontrarse con otros, aunque escriban mal los nombres. ¿Estarías de acuerdo en que lo adaptara? ¡Gracias¡".

En septiembre, Zuckerberg pide hablar por teléfono con Ceglia sobre cómo ganar dinero con The Face Book. Zuckerberg quería cobrar a los estudiantes 30 dólares al mes que por 300 altas le daría suficiente dinero como para implantarse en otras universidades.

En noviembre del mismo año, Zuckerberg le envía otro mensaje con el encabezamiento de "Urgente". Advierte a Ceglia que otros estudiantes (los gemelos Winklevoss) están con un proyecto parecido, que hay que darse prisa para salir antes, para lo cual necesita que le envíe "otros mil dólares" que le permitiría pagar a su compañero de habitación para que programara.

En febrero, Ceglia le escribe a Zuckerberg para recriminarle que, pese al dinero enviado, no ve resultados, y le recomienda que para avanzar más rápido utilice el buscador de StreetFax. "Empiezo a pensar", dice Ceglia, "que te has pulido todo el dinero, Mark. Y le recrimina que se lo gaste en "mujeres y alcohol y cualquier otra cosa que hagáis en Harvard". Finalmente le amenaza con ir a ver a sus padres para contarles lo que hace su hijo.

Zuckerberg le contesta dos días después (6 de enero) para suplicarle que no enrede a sus padres. "Estoy haciendo lo que puedo con el poco dinero que has invertido. Pronto tendré algo para que lo veas".

En julio de ese año, cambian las circunstancias, según los correos aportados. Zuckerberg le advierte a Ceglia que no tiene tiempo de trabajar más para él y que le devuelve sus 2.000 dólares y que va a pasar el verano en California.

Ahora, Ceglia argumenta en los tribunales que para entonces Zuckerberg estaba en contacto con inversores (como se ve en la película) y que él nunca aceptó la devolución del dinero y que por tanto aún es el propietario del 50% de la compañía.