Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chile consagra por ley el principio de neutralidad en la Red

La norma pionera prohíbe discriminar en el acceso a Internet

El Diario Oficial chileno publica la ley que protege la neutralidad en la Red, lo que convierte a este país en pionero. Seún Fayerwayer, el diputado Gonzalo Arenas, que fue precursor del proyecto, ha manifestado estar muy contento con la publicación de la normativa "porque es un gran avance para resguardar los derechos de los usuarios de Internet. Además es la primera Ley en el mundo que consagra el principio de neutralidad de la Red lo que distingue a nuestro país". La ley establece que los proveedores de acceso a Internet no podrán "arbitrariamente" bloquear, interferir, discriminar, entorpecer ni restringir "el derecho de cualquier usuario de Internet" para utilizar, enviar, recibir u ofrecer cualquier contenido, aplicación o servicio legal a través de Internet, así como cualquier otro tipo de actividad o uso legal realizado a través de la red. La norma, en su único artículo, insiste en que los operadores "deberán ofrecer a cada usuario un servicio de acceso a Internet o de conectividad al proveedor de acceso a Internet, según corresponda, que no distinga arbitrariamente contenidos, aplicaciones o servicios, basados en la fuente de origen o propiedad de éstos, habida cuenta de las distintas configuraciones de la conexión a Internet según el contrato vigente con los usuarios". La ley admite que "los concesionarios de servicio público de telecomunicaciones y los proveedores de acceso a Internet podrán tomar las medidas o acciones necesarias para la gestión de tráfico y administración de red, en el exclusivo ámbito de la actividad que les ha sido autorizada, siempre que ello no tenga por objeto realizar acciones que afecten o puedan afectar la libre competencia". La publicación de esta normativa se produce en un momento en que el debate sobre la neutralidad en la Red en otros países presenta muchos flancos confusos. En Estados Unidos, Google y Verizon presentaron una propuesta en la que se decía que defendían este principio pero admitían la excepción en el mundo de los servicios inalámbricos. Empresas como Amazon y Facebook se han opuesto y la industria discográfica la ha considerado tibia.