Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece la tensión entre Adobe y Apple

ITWorld asegura que la empresa creadora de Flash demandará a la compañía del iPhone por impedir el empleo de sus programas

Crece la tensión entre Adobe y Apple. ITWorld asegura que si la empresa de Jobs no cambia su política de aplicaciones para el iPhone, Adobe demandará a la empresa ante los tribunales. El ùltimo conflicto se ha desencadenado con el cambio realizado por Apple en su kit para desarrolladores de aplicaciones que no permite el uso de herramientas que no hayan empleado los lenguajes admitidos por la compañía para su iPhone. Tampoco acepta el empleo de programas compiladores que hagan aptos para el iPhone desarrollos creados con otros lenguajes. Apple rechaza, por ejemplo, el empleo de Flash que el propio Steve Jobs ha manifestado que considera inseguro.

A pesar de ello, Adobe ha lanzado esta semana su nueva versión de la Creative Suite y en ella ofrece una herramienta empaquetadora para iPhone y un componente de Flash pensado para los dispositivos de Apple. La preocupación en Adobe por la política de Apple es creciente y la semana pasada informó a las autoridades bursátiles de Estados Unidos que la empresa de Jobs perjudicaba su negocio.

Al margen de la tensión corporativa, un ejemplo de cómo están los ánimos lo ofrece un blog de un evangelista de Adobe en el que mandaba a Apple a "joderse a sí mismo". El texto ha sido corregido por indicaciones de la propia Adobe, según se explica en el blog y su autor ha bloqueado los comentarios para evitar, según dice, el spam proveniente de Apple. Con todo, su responsable, Lee Brimelow, asegura que no se gastará un centavo más en productos de Apple aunque con este comentario, afirma, no convoca a ningún boicoteo de los productos de esta compañía.

Novell, la empresa responsable de uno de estos programas compiladores, MonoTouch, ha asegurado que se ha dirigido a Apple para que clarifque sus intenciones. Adobe domina con Flash el universo de los vídeos en la web, con un 95% de penetración y el cerrojazo de Apple le supone un serio obstáculo para su modelo de negocio en los móviles.