En busca de nuevos modelos musicales

Universal Music distribuirá la música de artistas independientes en Internet, a un precio razonable y sin reservarse ningún derecho sobre las obras

Tunecore nació hace tres años con una idea sencilla: ofrecer a los artistas independientes un acuerdo justo para distribuir su música. Pagando una cuota mensual de tan sólo 10 dólares, cualquiera con una canción propia podía vender sus creaciones en sitios web como iTunes o Amazon; directamente desde los creadores a los fans. Tunecore se encargaba de todo, sólo había que registrarse y empezar a subir canciones. La cosa funcionó, y tanto, que ahora las grandes discográficas ven el modelo como algo viable. La industria musical puede estar encontrando nuevos caminos para superar el bache.

La semana pasada la todopoderosa Universal Music cerró un acuerdo con Tunecore por el cual estos últimos se encargarán de poner en funcionamiento un sitio web propio de la discográfica. Todo funcionará como en Tunecore: los artistas pagarán una cuota asequible y conservarán todos los derechos de sus creaciones; a cambio Universal ofrecerá servicios propios de una major. "Todavía no tenemos claro qué es lo que ofrecerán, pero tiene que ser interesante para los artistas, si no, ¿por qué razón firmar con ellos?" afirma Jeff Price, fundador y director ejecutivo de Tunecore.

Alguna de estas ventajas podrían ser actuar de teloneros de un artista consagrado de Universal, por ejemplo."Llevo varios años intentando conseguir un trato de este tipo, Universal parece haberse dado cuenta de que las reglas del juego entre discográfica y músico deben cambiar", asegura Price. Su compañía nació con la idea de proporcionar opciones a los creadores y que ellos fuesen capaces de elegir las reglas y no sólo acatarlas. "Este acuerdo es muy importante para nosotros, podemos proporcionar al artista una opción más".

Tunecore lleva poco más de tres años de funcionamiento pero su éxito ha superado expectativas. "Tenemos más música subiendo en nuestra web cada día que cualquier discográfica tradicional", afirma Price. Algunos ejemplos de grupos que han utilizado el servicio son Secondhand Serenade, que ha vendido 250.000 canciones en los últimos 11 días, sin la ayuda de ninguna discográfica o ningún tipo de publicidad, y acaba de firmar con Warner BROS; Drake, otro grupo desconocido, ha vendido 300.000 canciones en 11 días y ha firmado con Universal. El problema de estos músicos es que difícilmente llegan a ser conocidos por los grandes, y deben buscar modelos como Tunecore para poder distribuir su música.

"La forma en la que se miden las ventas en EE UU es errónea", señala Price. "Aquí sólo tenemos el Billboard, que contabiliza ventas por album, pero esto se ha quedado desfasado: la gente compra canciones". Universal obtiene una gran ventaja del trato: estará en contacto con miles de potenciales creadores de hits musicales.

Si el acuerdo funciona podría sentar una base importante: que artistas desconocidos tengan una oportunidad y la sartén creativa por el mango en sus contratos con las discográficas supondría un cambio significativo. Universal ha sido la primera, si otras siguen su ejemplo el panorama de la industria musical podría estar en camino de una verdadera revolución.

La compañía permite que los músicos conserven todos los derechos de sus obras
La compañía permite que los músicos conserven todos los derechos de sus obras

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50