Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El secreto de Pancho y sus 1.000 amigos en Facebook

Loterías y Apuestas del Estado innova con un modelo volcado en las redes sociales para renovar su público

Los misterios a veces no entienden de milagros, sólo de trabajo. Si a los fenómenos sociales se une otro fenómeno social el resultado puede ser la campaña que ha preparado Loterías y Apuestas del Estado en el medio online. Nunca un Jack Russell de 8 años había sido tan inmensamente millonario como querido. Es lo que demuestra el desembarco de Pancho, el emblema de La Primitiva, en Internet.

En apenas 15 días ese perro de elegantes andares y firme busto ha conseguido reclutar a 1.000 personas en Facebook, expandirse en Tuenti hasta los 250 amigos, dar conversación en Msn a centenares de usuarios, abrir un Fotolog, brindar sus canciones favoritas en MySpace a sus seguidores y que 186.000 personas visualicen sus vídeos en YouTube. "Hasta ahora Internet no era un soporte más dentro de Loterías y Apuestas del Estado. Por fin la Red es un medio consolidado, que va a crecer aún más. Las redes sociales se han convertido en un fenómeno social, y a nivel de comunicación tanto Pancho como Ramiro encajan en este modelo", explica Verónica Segui, directora de servicios al cliente de Tactics Europe.

La llegada de Pancho y Ramiro a la Red es un paso natural. Al tratarse de dos personajes, se puede interactuar con ellos. El producto no es un ser inanimado. Pancho reúne el perfil de un jugador de La Primitiva, según los responsables de la campaña: inteligente, despierto, que durante toda su vida ha trabajado a las órdenes de Ramiro hasta que un buen día se fuga con un billete premiado. Por su parte, Ramiro es su alter ego: "Mientras Pancho es fan en Facebook de Vega Sicilia, Ramiro es fan de la Mortadela", asegura Ismael Perona, director creativo web de Tactics Europe. A pesar de ese encaje de bolillos dentro de una red social, Internet exige compromiso. Ese pacto firmado de forma tácita con el usuario se basa en el mantenimiento de todos estos canales, que deben permanecer constantemente activos: "Cuando trabajas para un medio convencional como la televisión o la radio la campaña una vez hecha está finalizada. Sin embargo en Internet se mantiene un diálogo continuado", sentencia Verónica Segui.

Del Marqués de Esquilache a YouTube

La Lotería Primitiva o de números nació en España en 1763 durante el reinado de Carlos III a propuesta del Marqués de Esquilache, quedando suprimida en el año 1862, después de 50 años de convivencia con la Lotería Nacional o de billetes. La actual Lotería Primitiva fue restaurada en 1985, desde entonces mucho ha cambiado el panorama de la comunicación, aunque el fin social de Loterías no se ha movido ni un ápice, hasta el 35% de lo recaudado se destina a beneficio sociales. Ahora los números también entienden de Internet.

Detrás de la campaña online de Pancho y Ramiro se encuentran Daniel Becerra y José Diego Caballero, los creativos encargados del día a día. Ellos son los que tienen que lidiar con todo el universo abierto en distintos frentes por estos simpáticos personajes. "Ahora pienso que soy un perro, hablo como Pancho e incluso de vez en cuando ladro", asegura Daniel que tiene que velar por el trabajo de campo y a su vez aportar junto a José nuevas estrategias para que Pancho y Ramiro no pasen inadvertidos en la Red. Todo ello sin olvidar los objetivos del trabajo: "El objetivo es buscar un 360, es más meterse en una casa que ponerlo en la televisión. Hay que adaptarse al medio. Por ejemplo, Loterías pidió renovar un público que se hizo mayor, y a día de hoy por debajo de los 20 años nadie ve la televisión", explica Caballero.

Entrevista a Pancho: "Los perros inventamos Internet"

La entrevista que van a leer a continuación forma parte de uno de los grandes misterios del periodismo. Sin saber cómo ni dónde me desperté en una sala completamente vacía, y aunque lo supiese la ética periodística me impediría revelar detalles sobre la localización del lugar. Aquella gran alcoba sólo era vestida por una enorme mesa y una silla. Quizás se trataba de la mansión de Pancho.

A los pocos minutos un teléfono anunciaba el encuentro. Una voz advertía al otro lado del hilo telefónico la llegada del perro más buscado. Sólo pude entender "siéntate y mira de frente". Cuando colgaron el teléfono una pantalla aproximadamente del tamaño de la de una sala de cine se desplegó. Era una videoconferencia. Sin más preámbulo Pancho pidió "ir al grano", puesto que sus labores como nuevo rico le delimitan su tiempo.

Pregunta: ¿Dónde aprendió todas las destrezas y habilidades adquiridas y por las que fue explotado por el señor Ramiro?

Respuesta: A Ramiro le gusta creer que fue él, pero en realidad yo, como perro que soy, seguí un entrenamiento paralelo con el prestigioso monitor del ahora Panchofitness.com.

Fue duro. Intenso. Sudé la gota gorda. Esto es una frase hecha porque ya sabéis que los perros no sudamos. Ahora, podría ser un marine si quisiera... pero evidentemente no quiero.

P: ¿De dónde le viene su vocación por el mundo de la tecnología: tiene un Facebook, un Tuenti, un Fotolog...?

R: Me gusta que me haga esta pregunta porque es muy común que los humanos penséis que los perros no somos tecnológicos: gran error. Los perros inventamos Internet, aunque nos gusta que penséis que lo hicisteis vosotros. De hecho se iba a llamar GUAUNET. Utilizo las redes sociales para comunicarme con mis amigos cuando viajo. Nunca sé donde estaré mañana: de compras en la place Vendôme de París y, esa misma tarde en la Via Condotti de Roma.

P: ¿Qué fue lo primero que compró con el dinero que le mangó a Ramiro de su boleto?

R: Por favor señor periodista no me parece bien el tono de sus palabras. Vengo de una familia con gran pedigrí: los Russel. Ese dinero era mío. Ahora le diré que lo primero que me compré fue un Jet privado para viajar con mis amigos a un país tropical. Este avión fue diseñado ad hoc, es decir, con comederos, casetas para perros, juguetes y rascadores de barriga electrónicos inalámbricos de última generación 3.0.

P: Tiempos de crisis y usted es millonario. ¿Cuáles serán sus próximas inversiones?

R: Perdone pero no sé de qué me habla. Comprenderá que no tengo mucho tiempo para leer los periódicos ni ver las noticias en televisión. Estoy muy centrado en estar todo el día living la vida loca. Puedo decirle que he invertido en una fábrica de piensos compuestos de caviar. También estoy pensando en una nueva línea de mordedores. Estoy pensando también comprarle un pisito en Usera a Ramiro porque... al final me da un poco de pena.

P: Ahora le voy a pedir el sueño de muchos de los que nos están leyendo. Por favor, relléneme un boleto de la primitiva puesto que para vivir del periodismo hay que hacer entrevistas hasta a los perros. Cállese la combinación por si acaso nos lee alguien...

R: Vale, pero si le toca... ¿Vamos al 50%? ¿a pachas? ¿fifty-fifty? Fírmeme usted por favor ahora mismo eso en este contrato, que por casualidad, llevo siempre conmigo. Lo puede sacar del cajón que tiene situado a su derecha. Así evitaremos posibles malentendidos. La combinación es...guau guau guau. (Mensaje cifrado sólo para perros).

Más información