Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid y Barcelona, candidatas al Monopoly

Las dos ciudades competirán junto a más de 60 nominadas en Internet por una casilla en el tablero de la Edición Mundial

Más de 750 millones de personas en todo el mundo han jugado con él, y sigue en plena forma a pesar de tener 75 años. Monopoly, uno de los juegos de mesa más reputados, lanzará un nuevo tablero, que constituirá la primera edición a nivel mundial del clásico. Para la configuración del tablero Monopoly ha organizado una votación online para que los internautas puedan apoyar sus candidaturas preferidas. Entre las 68 ciudades nominadas hay dos españolas: Madrid y Barcelona, que lucharán por hacerse con una de las casillas del tablero.

La votación quedará cerrada el 28 de febrero. En ese momento, las ciudades que copen las primeras 20 posiciones lograrán un merecido lugar en el juego de mesa de forma automática, y serán colocadas por riguroso orden de clasificación online. La nueva Edición Mundial de Monopoly saldrá a la venta el próximo mes de septiembre en más de 45 países. La configuración de las casillas será desvelada un mes antes, en agosto.

Barcelona con más posibilidades

Madrid vive otra nominación, además de la candidatura olímpica, y quizás muchos no lo sepan. De momento, los adeptos a la candidatura madrileña para el Monopoly se tendrán que movilizar en la Red puesto que a día de hoy la capital ocupa el lugar 31 de la clasificación con 0,6% de los votos acumulados. Sin embargo, la Ciudad Condal se clasifica y a día de hoy tendría una casilla asegurada, si el ritmo de las votaciones no decrece en su contra. Barcelona ocupa la decimosexta posición en la tabla con un 1,1% de los votos.

La clasificación puede resultar anecdótica, pero Madrid se encuentra a una distancia sideral de los tres primeros clasificados que son Nueva York, Londres y París, respectivamente, ciudades que se midieron a la capital de España como candidatas para organizar los Juegos Olímpicos de 2012. Si Madrid no quiere perder otra batalla deberá movilizar a su electorado, que podrá votar -al igual que los incondicionales de otras candidaturas- hasta diez ciudades candidatas cada día.