Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Nadie puede interceptar un mensaje enviado desde una Blackberry"

La compañía desmienta un rumor que mantenía que EE UU podía leer los mensajes enviados desde sus servidores

RIM, el fabricante de los teléfonos Blackberry que han llevado el correo electrónico a la telefonía móvil entre otras aplicaciones, ha desmentido tajantemente la información aparecida en Le Monde. Esta noticia hablaba de cómo el gobierno galo había prohibido el uso de estos dispositivos ya que consideraba que existía un riesgo de que los mensajes pudiesen ser interceptados por los servicios secretos de EE UU.

"Nadie, incluido RIM, puede ver el contenido de ningún dato de comunicación enviado a través de BlackBerry Enterprise Solution (sus servidores) debido a que todos los datos son encriptados, usando la encriptación 256-bit Advanced Encryption Standard (AES) y el origen de los correos electrónicos no puede ser rastreado o su contenido analizado", dice en el comunicado oficial la compañía.

El sistema utilizado por Blackberry necesita unos servidores especiales, propiedad de RIM, que pueden ser alojados tanto en empresas como en los operadores de telecomunicaciones que quieran ofrecer sus servicios. RIM insiste en que esta tecnología cifra cualquier dato durante la transmisión y durante el periodo en el que están almacenados. RIM también subraya que estas informaciones son producto de un antiguo rumor infundado que se inicio hace ya dos años.

"AES es una tecnología altamente fiable que está considerada informáticamente imposible de penetrar y provee una protección para datos más fiable que el estándar 'SSL connections' usado en la banca electrónica, comercio electrónico y otras ofertas móviles. Una fuerte encriptación es usada por defecto para proteger estas comunicaciones y no puede ser quebrantada. Esta encriptación protege los datos entre los puntos de la red interna de una organización y el dispositivo y no hay un solo punto de la red donde un mensaje pueda ser leído por un usuario no autorizado", insiste en el desmentido oficial.

Además, hay que tener en cuenta que RIM es una compañía canadiense, que no estadounidense.