Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michael Dell renuncia como director general de Dell Computers

El fundador de la compañía seguirá siendo presidente

Michael Dell, fundador de la segunda mayor empresa de ordenadores personales en EEUU, Dell Computers, ha renunciado a su cargo de director ejecutivo de la compañía, aunque permanecerá como presidente del directorio. El consejo de administración de la compañía nombró a Kevin Rollings, su actual presidente y gerente de operaciones, como director ejecutivo, funciones que empezará a realizar el próximo 16 de julio.

"Michael Dell continuará involucrado en la compañía en los negocios día a día", ha señalado la compañía en un comunicado. Dell seguirá centrado sus actividades en cuestiones de tecnología e investigación, mientras que Rollings continuará encargado de la estrategia y las operaciones de la empresa.

Los analistas señalaron que existe una tendencia en el mundo empresarial estadounidenses a evitar la concentración del poder y a separar las funciones de director ejecutivo y presidente del directorio como una de las prioridades para mejorar la gobernabilidad de las empresas.

Una estrategia basada en el ahorro de intermediarios

Michael Dell abandonó la Universidad de Texas sin acabar sus estudios para empezar su pequeña compañía de venta directa y personalizada de ordenadores personales, ahorrándose intermediarios, en 1984, lo que le permitió entrar en el mercado compitiendo con precios bajos.

La compañía, que en la década de los 90 fue la primera en volumen de facturación de ordenadores personales, se expandió a otras áreas como servidores e impresoras, así como otros productos electrónicos.

Según los analistas, la renuncia de Michael Dell como director ejecutivo le permitirá centrarse más en cuestiones de estrategia que en las operaciones diarias de la empresa.

Evitar la concentración de poder

Recientemente otras compañías importantes decidieron separar los dos cargos, como es el caso de Larry Ellison, que abandonó su cargo de presidente de Oracle pero se quedó con el de director ejecutivo del fabricante de software y sistemas informáticos. Otro ejemplo más cercano es la decisión adoptada el miércoles por el consejo administrativo de Disney de sacarle poder a Michael Eisner, destituyéndole del cargo de presidente del directorio, aunque se mantiene como director ejecutivo.