_
_
_
_
_

Igualdad pone en marcha el teléfono 028 para atender a víctimas de LGTBIfobia

El servicio pretende dar una asistencia integral ante cualquier discriminación o delito de odio al colectivo

Varias personas participan en la manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid.
Varias personas participan en la manifestación del Orgullo LGTBI en Madrid.Diego Radamés (Europa Press)

El Ministerio de Igualdad ha puesto en marcha este miércoles el Servicio 028 Arcoíris, un teléfono de información y atención integral en materia de derechos LGTBI para asistir a las víctimas de delitos de odio y discriminación por LGTBIfobia.

Este servicio público estará disponible las 24 horas del día, los 365 días del año y contará con un equipo de profesionales con formación especializada, que ofrecerán a los usuarios del teléfono asistencia psicológica y jurídica, según un comunicado de Igualdad.

Las llamadas serán gratuitas y confidenciales, accesibles a personas con discapacidad auditiva y/o del habla, y se atenderá en castellano, catalán, gallego, euskera, inglés y francés. El número gratuito elegido, 028, hace alusión al 28 de junio, Día del Orgullo LGTBI, para que “sea más fácil recordarlo”, según el ministerio. El servicio, además de telefónico, se ofrecerá también a través del correo electrónico 028-online@igualdad.gob.es y de un chat online, y funcionará en coordinación con servicios similares existentes en las diferentes comunidades autónomas.

“Se pretende que no haya nadie, en ningún rincón de España, que no cuente con una asistencia integral ante cualquier discriminación, delito de odio por LGTBIfobia o para ver resuelta cualquier duda o inquietud relacionada con la orientación sexual, la identidad de género o las características sexuales”, ha señalado el ministerio. En esta línea, Igualdad recuerda que “la orientación sexual y la identidad de género son la segunda causa de denuncias por delitos de odio”, pese a que la infradenuncia está muy extendida.

“Con este servicio se pretende, en primer lugar, hacer aflorar todas las discriminaciones y violencias que todavía permanecen ocultas, y, en segundo lugar, aportar ayuda, asistencia y recursos a las víctimas de las mismas”, destaca el departamento dirigido por Irene Montero.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_