ESPECIAL PUBLICIDAD
i

Sentir el tacto de los demás es necesario para la salud

Un estudio de Nivea revela que, durante el aislamiento debido a la pandemia, una de cada dos personas ha sentido la soledad con más fuerza que en toda su vida y lanza una iniciativa para promover el contacto físico tan pronto como las circunstancias lo permitan

Juárez y Heloisa se conocieron en las calles de São João Del Rey, Brasil, hace 56 años. Para ellos, todavía hoy, los abrazos y mimos son un signo de amor y consuelo. NIVEA los ha conocido con ocasión de su Informe NIVEA 2020: 'La situación del Contacto Humano'.
Juárez y Heloisa se conocieron en las calles de São João Del Rey, Brasil, hace 56 años. Para ellos, todavía hoy, los abrazos y mimos son un signo de amor y consuelo. NIVEA los ha conocido con ocasión de su Informe NIVEA 2020: 'La situación del Contacto Humano'.Oliver Lassen/© NIVEA, 2020

Lilly y Madelaine son dos hermanas gemelas que ahora tienen 16 años. Llegaron al mundo con seis semanas de antelación y una salud extremadamente frágil. Pero la situación de Madelaine era con diferencia la más grave: tenía un agujero en el corazón y no podía respirar por sí misma. Los médicos la daban por perdida. Sin embargo, una enfermera tuvo una intuición genial: decidió poner a las dos gemelas juntas en la misma incubadora, piel con piel. Lilly abrazó instintivamente a su hermana. El contacto de las dos niñas se reveló enseguida terapéutico y la salud de Madelaine mejoró inmediatamente.

La historia real de estas dos hermanas se ha convertido en un documental titulado Twins, con el que la firma de productos de cuidado para la piel Nivea quiere destacar los enormes beneficios que entraña para la salud el contacto físico.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. En un adulto ocupa unos dos metros cuadrados y pesa alrededor de cinco kilos. Los seres humanos tenemos, además, la piel más sensible de todos los mamíferos, provista de millones de receptores somatosensoriales. Cuando alguien nos abraza, segregamos una enorme cantidad de endorfinas, una de las sustancias que elabora el cuerpo para aliviar el dolor y producir sensación de bienestar.

Numerosos estudios científicos muestran que el sentir la piel del otro tiene múltiples beneficios para la salud: disminuye el dolor físico, fortalece el sistema inmunitario, calma el ritmo cardíaco y normaliza la presión sanguínea, reduce la agitación en pacientes con Alzheimer, aumenta las posibilidades de supervivencia en bebés prematuros… Y, desde el punto de vista psicológico, hace subir el nivel de hormonas de bienestar, disminuye la sensación de soledad y reduce los síntomas de ansiedad y depresión.

Deseo de más abrazos

El coronavirus, sin embargo, ha restringido drásticamente ese contacto tan beneficioso para la salud. Dos amplias investigaciones realizadas por Nivea a nivel global, antes y durante la pandemia, revelan cómo el contacto físico en el círculo más cercano (familia y amigos) ha menguado para más de un tercio de los encuestados con la llegada de la covid-19. Una caída que ha sido especialmente significativa en España, donde el roce de piel con piel con amigos y familiares se ha reducido para dos de cada tres personas. En total, el 71 % de los españoles sostiene que ahora tiene menos contacto físico con su círculo más íntimo, frente al 38 % de los encuestados a nivel global.

Esa falta de roce físico ha desembocado en un aumento del sentimiento de soledad. Hasta el punto de que más de la mitad de los españoles afirma que durante el aislamiento a causa de la pandemia se ha sentido más solo que nunca en su vida.

El estudio de Nivea también muestra lo importante que se considera el contacto con otras personas, tanto a nivel físico como emocional. De hecho, nueve de cada diez encuestados consideran que es esencial para poder tener y disfrutar una vida plena y feliz. Sin embargo, ese deseo permanece en gran medida insatisfecho.

En España, cuatro de cada cinco personas que viven solas declaran no experimentar a diario ese contacto físico. Casi dos de cada tres encuestados confiesan que desearían recibir más abrazos. Asimismo, uno de cada cuatro adolescentes manifiesta que se siente solo. Y la llegada del coronavirus ha hecho todavía más difícil experimentar ese contacto piel con piel que todos necesitamos, haciendo que nueve de cada diez españoles se den cuenta de lo importante que es para la salud.

Pero también hay motivos para la esperanza. El 74% de los españoles se ha percatado durante el aislamiento a causa de la pandemia de lo importante que es el tocar a los demás y ocho de cada diez esperan compensar la carencia que están teniendo del mismo una vez termine la crisis sanitaria. Más de la mitad de la población del país desea que, cuando sea finalmente derrotado el coronavirus, el contacto piel con piel con su círculo cercano aumente.

La iniciativa de Nivea que pone en valor los beneficios del contacto físico

Ante estos hallazgos, la marca Nivea, que desde hace más de 100 años es sinónimo de piel bella y saludable, ha decidido lanzar la iniciativa de su propósito de marca #CareForHumanTouch para poner en valor los beneficios de tocar a los demás para la salud, y para promover un mayor contacto entre las personas, una vez que las circunstancias lo permitan.

Nivea se ha comprometido a favorecer la salud y el bienestar a través de proyectos relacionados con el contacto físico durante los próximos cuatro años, con una inversión de 20 millones de euros en proyectos locales relacionados con el contacto piel con piel en todo el mundo que llegarán a 150.000 personas en riesgo de soledad, entre las que se encuentran bebés nacidos prematuramente, personas con problemas de visión o ancianos con demencia. Además, Nivea se ha marcado el objetivo de dar a conocer los probados beneficios que tiene para la salud el tacto piel con piel a 100 millones de personas para el año 2025.

“Es crucial que se tome conciencia de la necesidad y los beneficios del contacto piel con piel para la salud. Nosotros vamos a asumir ese papel y seguiremos siendo los guardianes del contacto humano y la unión entre las personas. Aunque nos veamos obligados a mantenernos socialmente distanciados unos de otros durante la pandemia, tenemos que mantener e intensificar nuestras relaciones más cercanas como un escudo contra la soledad. Dentro de nuestro círculo familiar más estrecho, el contacto piel con piel es por tanto más importante que nunca”, subraya Ralph Zimmerer, vicepresidente de Global Nivea Brand Identity & Brand Capability.

Esta iniciativa se enmarca en el propósito de Nivea #CareForHumanTouch (Cuidemos el Contacto Humano) y arrancará con el lanzamiento de Twins, el vídeo documental que muestra la historia real de las gemelas Lilly y Madelaine y que revela cómo los efectos del contacto físico son tan poderosos que pueden literalmente salvar vidas.

”Desde siempre, Nivea se ha dedicado al cuidado de la piel y nosotros siempre hemos cuidado a las personas. Esto es lo que ha definido a Nivea desde el principio. Con nuestra contribución queremos marcar la diferencia y utilizaremos la influencia y el alcance de Nivea para difundir los efectos positivos del contacto humano para la salud”, subraya Stefan De Loecker, CEO de Beiersdorf, compañía internacional dedicada al cuidado de la piel desde hace más de 135 años con marcas líderes a nivel global como Nivea.