Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo plan del Gobierno para la TDT obligaría a cerrar canales

Industria propone ‘encoger’ las señales de las emisiones convencionales y concentrar las de alta definición. Se necesitarán receptores adaptados

El Ministerio de Industria asegura que con el cambio las cadenas podrán emitir “de verdad” en alta definición.
El Ministerio de Industria asegura que con el cambio las cadenas podrán emitir “de verdad” en alta definición. CORDON PRESS

El Ministerio de Industria ha presentado a las televisiones un nuevo plan para redistribuir sus canales y liberar espacio radioléctrico con el objetivo de cedérselo a las empresas de telecomunicaciones. El proyecto implica, en la práctica, la reducción en al menos un 20% de la capacidad de la que actualmente disponen las cadenas privadas nacionales. Este recorte podría poner en peligro algunos de los canales que ahora están emitiendo y concentraría las ofertas de alta definición (HD) de todas las cadenas en unas frecuencias específicas. Para poder ver estos programas, los espectadores necesitarían receptores de HD, ya que la señal de estos canales no se difundiría simultáneamente en definición estándar (SD) y en HD como hacen ahora Antena 3, Telecinco o Cuatro. “Sería necesario renovar el parque de televisores y este es un proceso que lleva varios años”, dicen las televisiones.

“Habría que renovar
los televisores y eso
lleva varios años”,
dicen las cadenas

En principio, Industria había propuesto a los operadores que renunciaran a la mitad de sus canales, pero la tajante negativa de estos ha obligado al ministerio a cambiar el paso. Los operadores más pequeños (Veo TV iy Net TV) opusieron una fuerte resistencia. Estos dos grupos tienen alquilados sus canales a multinacionales del sector audiovisual como Sony, Disney Channel o Viacom.

Ahora, el Ejecutivo quiere que las seis adjudicatarias privadas (Antena 3, Telecinco, Cuatro, La Sexta, Net TV y Veo TV) emitan sus canales en menos frecuencias. A raíz del apagón analógico —producido en abril de 2010— cada una de estas compañías recibió un múltiple, un espacio en el que caben cuatro canales. Ahora el Gobierno quiere encoger las señales de manera que ese mismo múltiple circulen seis canales. Así se ahorraría un múltiple y el otro se lo quitaría a las públicas (los 10 actuales pasarían a ocho). Esto obliga a comprimir las señales y no permite emitir en alta definición. Esta tecnología, que mejora la calidad de la imagen y el sonido, necesita mayor ancho de banda que la definición estándar.

Los operadores pequeños, que
alquilan canales, son
los más remisos

Para emitir en alta definición, Industria quiere que los seis operadores tengan un canal especial en otros dos múltiples, que estarán especialmente habilitados para la HD. Cada emisión en HD ocupa un tercio de múltiple. Cada uno de los dos múltiples alojaría las ofertas en HD de tres operadores. Fuentes de Industria aseguran que de esta manera podrían emitir alta definición “de verdad”. La nitidez de las señales que emiten algunos operadores está hoy muy por debajo de lo se exigen en otros países.

Con este nuevo esquema, las privadas pasarían a tener un múltiple menos que ahora. Los seis actuales se quedarían en cinco. De estos, tres estarían decidados a las emisiones estándar y dos a las de alta definición. “Nos quitan un bocado de un múltiple”, se quejan. En los nuevos múltiples, cada operador podría emitir tres canales con definición convencional (ahora emiten cuatro y uno más en HD). “La capacidad de gestión estaría muy limitada porque obligatoriamente tendrían que emitir un canal en alta definición”, explican fuentes del sector.

Rediseño del sector

Apagón analógico. En abril de 2010, con la implantación total de la televisión digital terrestre, los seis adjudicatarios privados (Antena 3, Telecinco, Cuatro, La Sexta, Veo TV y Net TV) recibieron un canal múltiple cada una. Estos canales tienen capacidad para cuatro canales. Algunos operadores emiten también un canal de alta definición en el ancho de banda que tienen cedido.

Tecnología. El desarrollo tecnológico permite que en cada uno de los múltiples quepan ahora hasta seis canales convencionales gracias a la compresión de las señales.

Alta definición. Ante la falsa alta definición con la que emitían algunos canales, el Gobierno impuso normas a los operadores para que respetaran un mínimo de calidad a la hora de emitir las señales.

Dividendo digital. El Gobierno tiene previsto que antes del 1 de enero de 2014 las frecuencias que ahora ocupan las televisiones se destinen a la telefonía móvil. Esta liberalización de frecuencia es un proceso conocido como dividendo digital.

Antenización. Cambiar de frecuencias exigirá a los espectadores modificaciones en las antenas colectivas para poder ver los programas.

Coste. Para los usuarios, este proceso tendrá un coste de entre 400 a 500 euros por cada comunidad de vecinos. En algunos casos la adaptación de las antenas puede llegar a costar hasta 2.000 euros.

A la hora de decidir qué canales se pasarían a la HD, operadores consultados barajan difundir uno de los de menor audiencia. “En principio no sería aconsejable difundir el canal principal porque no todo el mundo tiene televisores de HD”, comenta un directivo de uno de los principales operadores. Tanto Telecinco como Antena 3, Cuatro y La Sexta se distribuyen en estos momentos en una doble tecnología: en calidad convencional y en alta definición.

El plan que presentó el pasado martes la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), dependiente del Ministerio de Industria, afecta también a las televisiones públicas. TVE y las autonómicas perderían un múltiple y compartiría uno en alta definición, según explican fuentes del sector.

Hoy por hoy, TVE es la única cadena que emite sus canales en HD digno de tal nombre. Eso es posible gracias a que el grupo estatal dispone de dos canales múltiples. En un futuro, si el nuevo equipo directivo decide mantener su oferta, podrían viajar por un múltiple La 1, La 2, Clan TV, 24 Horas y Teledeporte y utilizar medio múltiple para los contenidos en HD. El otro 50% sería empleado por las autonómicas.

El recorte del ancho de banda del que dispondrán las empresas audiovisuales podría lastrar otros desarrollos tecnológicos como las emisiones en tres dimensiones. Hasta ahora, solo la plataforma Digital + tiene en su parrilla un dial especialmente dedicado a la emisión de contenidos en 3D.

Este reajuste en la TDT está provocado por el nuevo uso que se va a dar a las frecuencias que ocupan la televisión. El Gobierno que el espacio que ahora ocupan esté liberado antes del 1 de enero de 2014. A partir de entonces, esa banda será explotada por las redes de telefonía móvil, un sector con una mayor proyección de negocio que el de la televisión. Los expertos aseguran que en un futuro la televisión dejará de ocupar espacio radioléctrico y se distribuirá por Internet. Pero de momento, es un solo un futurible.