Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un programa pionero permite atender a distancia a 200 pacientes con VIH en el Hospital Clínico de Barcelona

A través del ordenador los pacientes son visitados por su médico, ya sea por videoconferencia o mediante mensajes electrónicos

Un programa de telemedicina pionero en el mundo que ha puesto en marcha el Hospital Clínico de Barcelona permite a 200 pacientes infectados por VIH evitar los periódicos desplazamientos al centro hospitalario que les exigía el control de su enfermedad. A través de un ordenador, una web cámara y una conexión a Internet, los pacientes son visitados por su médico, ya sea por videoconferencia o mediante mensajes electrónicos si es para plantear consultas esporádicas. La asistencia vitual incluye el seguimiento psicológico y social del paciente, y la gestión de la medicación. Si éste lo desea, puede recibir los fármacos por correo postal.

El programa, denominado Hospital VIHrtual, creado con la colaboración de la Universidad Politécnica de Madrid, se ha implantado en el Clínico de Barcelona después de que una prueba piloto realizada con 83 pacientes durante dos años (entre 2006 y 2007) demostrara que la asistencia virtual en personas infectadas con VIH, todas ellas asintomáticas y que llevan una vida normal, es segura desde el punto de vista clínico y técnico, además de proporcionar notables ventajas para el hospital y para los enfermos. "Para los profesionales de la salud, el hospital virtual supone una optimización del tiempo y del espacio invertido en las consultas, ya que cada una de ellas de reduce de 20 a 10 minutos, con lo que se pueden realizar el doble de visitas. Y al paciente le permite reducir a la mitad el tiempo que invierte en desplazamentos al hospital", explica Agata León, del Servicio de Enfermedades infecciosas del Clínico. El paciente sólo tiene que desplazarse al hospital entre tres y cuatro veces al año para realizarse la extracción de sangre, y puede consultar con el médico el resultado de los análisis via telemática. Globalmente, la visita virtual se ha demostrado "una herramienta eficaz e integradora en la relación médico-paciente", agrega.

La doctora León explica que el incremento de pacientes con VIH que son considerados enfermos crónicos supone una gran inversión de recursos para los centros hospitalarios. La telemedicina es una buena herramienta para afrontar este reto y, además, permite deshospitalizar a este tipo de pacientes, tal como demandan los ropios enfermos, los profesionales médicos y las ONG. El Clínico de Barcelona atiende a 4.000 personas con VIH.