13 nuevos genes de enfermedades cardiacas

Los investigadores destacan la complejidad de los mecanismos biológicos de las patologías coronarias

Un consorcio científico internacional en el que participa un centenar de centros de investigación ha anunciado el descubrimiento de 13 nuevos genes asociados al riesgo de padecer una patología de las arterias coronaria, en concreto el estrechamiento de los vasos que impide el suministro de sangre oxigenada al corazón. La influencia de la mayor parte de esos genes es independiente de otros factores de riesgo conocidos. Con el descubrimiento se duplica el número de genes descubiertos que tienen relación con esta enfermedad de corazón. En total, de los 23 genes conocidos que afectan a estas patologías, sólo media docena pueden ser asociados a factores de riesgo como el colesterol o la alta presión arterial.

Los hallazgo se persentan en tres artículos, publicados en la revista Nature Genetics, que muestra hasta que punto es complejo el mecanismo biológico que desemboca en la enfermedad cardiaca. Los científicos han estudiado muestras genéticas de 140.000 personas de ascendencia europea de los que un tercio tienen precedentes familiares de enferemdad cardíaca y el resto no, formando el grupo de control del estudio.

"El consorcio ha examinado 10 veces más muestras que la mayor investigación realizada hasta ahora, así que hemos incrementado enormemente el poder de detección de pequeñas variaciones genéticas", explica Robert Roberts, de la Universidad de Ottawa (Canadá). "A partir de ahora nuestro trabajo debe orientarse a la comprensión de cómo funcionan estos genes y desarrollar un nuevo fármacos para actuar sobre ellos y para identificar a la gente que más beneficiaría de reducción del riesgo de padecer un ataque cardíaco y otros problemas de corazón".

Los investigadores han demostrado que hasta el 40% de las enfermedades de las arterias coronarias pueden prevenirse controlando el colesterol y la presión arterial, así como evitando el tabaco y otros hábitos de vida nocivos. Los expertos advierten que la mitad del riesgo de padecer un ataque al corazón de debe a factores genéticos.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS