Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las rapaces migratorias europeas se recuperan

La campaña de 2010 del programa Migres constata el aumento de las poblaciones

Toda la actualidad científica en la sección de Ciencia de EL PAÍS

Los resultados del programa Migres 2010 de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía permiten constatar el aumento sostenido de las poblaciones de águilas calzadas, águilas culebreras y aguiluchos, entre otras aves rapaces migratorias europeas. El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Juan Díaz Trillo, y el presidente de la Fundación Migres e investigador del CSIC, Miguel Ferrer, han presentado en Algeciras los resultados del programa, establecido en 1997 para seguir científicamente a largo plazo las migraciones de aves entre Europa y África a través del estrecho de Gibraltar.

La campaña de 2010 constata el aumento ligero pero sostenido durante la última década de las poblaciones de rapaces migratorias de Europa occidental, informa la Fundación Migres . Se ha pasado de censar en torno a 5.000 águilas calzadas y 2.500 águilas culebreras, a finales de los años noventa, a más de 20.000 calzadas y 11.000 culebreras en los últimos años, reafirmando el aumento de las poblaciones de estas aves de presa en Europa.

El trabajo de los voluntarios del programa Migres, de 12 países, que se adapta a los ciclos migratorios de las aves, se inicia con el seguimiento de la migración otoñal de rapaces y cigüeñas, que se desarrolla entre finales de julio y principios de octubre. Durante este periodo, los voluntarios han contabilizado casi medio millón de aves, destacando las cifras de ejemplares de milanos negros (más de 130.000 aves), cigüeñas blancas (en torno a 85.000), o abejeros europeos (unos 60.000). Otras especies con números elevados son el águila calzada (29.000 aves), la culebrera europea (13.350), la cigüeña negra (2.533), el alimoche común (2.218) y el gavilán común (2.100), que forman parte de las más de 30 especies de aves planeadoras que migran a través del estrecho.

El trabajo del programa Migres continúa con la migración de las aves marinas, que en el estrecho se concentra entre octubre y noviembre. Destacan entre ellas las poblaciones de dos especies mediterráneas: la pardela cenicienta, con más de 80.000 aves censadas, y la pardela balear, especie en peligro crítico de extinción, de la que se han contabilizado en esta campaña más de 12.000 ejemplares.