Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 12% de las mujeres que presenta una denuncia por violencia machista renuncia a seguir con el proceso judicial

En cinco años, más de 145.000 acusados fueron condenados por delitos de género.- Las denuncias crecen un 17% desde 2007, pero las víctimas siguen retirándose de los procesos judiciales, muchas por miedo

Más de 145.000 acusados han sido condenados desde 2005 por violencia de género. Desde esa fecha son 328 mujeres las que han muerto a manos de sus parejas o ex parejas. Solo 47 de ellas tenían una orden de alejamiento de su agresor. Son los datos del balance judicial de los cinco últimos años hecho público por el Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial. Sus cifras revelan que el número de denuncias ha aumentado un 17% desde 2007. Sin embargo, el número de mujeres que renuncian a seguir adelante con el proceso judicial crece un 46,4%.

Así, desde enero de 2007, un 12% de las denuncias no ha podido seguir su curso judicial porque la mujer renunció a continuar con el proceso. Un dato que alarma a los expertos. "Nos preocupa el incremento de renuncias de las mujeres. Sobre todo de las inmigrantes", ha declarado la presidenta del Observatorio, Inmaculada Montalbán.

Aumentan también de manera considerable (un 137% en cinco años) los sobreseimientos de los procedimientos dictados en los juzgados de violencia machista. Un alto porcentaje de estos sobreseimientos se produce, según Montalbán, porque las mujeres hacen uso de la dispensa que les permite guardar silencio y no presentar testimonio contra su supuesto agresor. "Esos testimonios son casi siempre vitales. No disponer de ellos hace que se incrementen los sobreseimientos", ha dicho Montalbán, que se ha mostrado partidaria de reformar el funcionamiento de esta dispensa.

El delegado del Gobierno para la Violencia Machista, Miguel Lorente, ve ese 12% de renuncias una cifra elevada y preocupante. "Una sociedad que tenga una violencia minimizada e integrada es un fracaso, pero lo es aún más que se produzcan situaciones que lleven a que los casos no sigan adelante", explica por teléfono desde Bruselas.

Una explicación a ese gran porcentaje de renuncias es el miedo de las mujeres a enfrentarse con su agresor. "Las coacciones y amenazas de la pareja o ex pareja que le dice a la mujer que se va a enterar, el miedo, las posibles influencias de aquellos que dicen a la víctima que se lo piense bien, la presión económica, el perdón del agresor. Influyen muchos condicionantes. Las mujeres víctimas viven muchas situaciones que les llevan a tomar una decisión errónea, la de no seguir adelante. Debemos animarlas y ayudarlas a que salgan de estas situaciones de violencia", ha dicho el delegado.

Órdenes de protección

Del total de sentencias en violencia contra la mujer emitidas por los juzgados especializados, los de lo penal y las audiencias provinciales (223.285), el 65% han sido condenatorias y el 35% absolutorias. Si se contabiliza solo las sentencias emitidas por los juzgados de lo Penal, solo un 53% han conllevado condenas.

Desde que existen juzgados de violencia sobre la mujer -en 2005- se han dictado casi 141.000 órdenes de protección, un 73% de las solicitadas. Las mujeres extranjeras que han pedido una orden de protección se incrementa paulatinamente. Estas pasan del 29,8% en el segundo semestre de 2005 al 34,6% en el primer semestre de 2010. Una oscilación similar a la que se produce con los imputados extranjeros, que pasan del 30,6% en el segundo semestre de 2005 al 34,3% en el primer semestre de 2010.