Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU anuncia el sellado definitivo de la fuga de petróleo en el golfo de México

El presidente Obama saluda el "hito importante" y dice que ahora su Gobierno trabajará para recuperar el litoral afectado.- Mañana se cumplen cinco meses de la catástrofe

Cinco meses después de la catástrofe, BP ha sellado definitivamente la fuga de petróleo en el golfo de México, según han informado las autoridades estadounidenses. "Podemos anunciar finalmente que el pozo Macondo 252 está efectivamente cerrado", ha asegurado en un comunicado el veterano almirante Thad Allen, quien encabeza la respuesta gubernamental al desastre.

"Tras meses de operaciones exhaustivas, con la planificación y ejecución bajo la dirección y la autoridad de los equipos científicos y técnicos del Gobierno de EE UU, BP ha completado exitosamente la fuga del pozo", ha añadido Allen. La operación se ha completado con una prueba de presión sobre los tapones de cemento que se han puesto en el pozo en los últimos días. Con todo, todavía falta por realizar algunas pruebas rutinarias.

"Hito importante"

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha saludado la noticia, que ha definido como un "hito importante". Herido en su popularidad por una respuesta que para muchos fue inicialmente lenta e insuficiente, Obama ha asegurado que su Administración trabajará ahora para que el litoral afectado "se recupere completamente del desastre".

Con la declaración de hoy se pone fin a un episodio que ha durado cinco meses y que comenzó con la explosión, el 20 de abril, de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, en la que murieron once personas. Dos días después, la plataforma se hundió en el mar, sin que los dispositivos que debían activarse de modo automático para cerrar el pozo llegaran a entrar en funcionamiento.

La empresa propietaria del pozo, British Petroleum, concluyó ayer la operación para sellar la base del pozo y reforzar el "tapón" de cemento que ya se colocó por encima de los restos hace más de un mes. La operación sufrió un retraso de semanas debido al mal tiempo y dudas sobre la presión interna del yacimiento. Inicialmente, BP contaba con haber podido concluir el sellado en agosto, pero un temporal obligó a abandonar los trabajos, que sólo se retomaron el lunes pasado.