Entrevista:ENTREVISTA | Bimba Bosé

"Vamos en coche hasta a por el pan"

Bimba Bosé tenía un coche pequeño, de bajo consumo, pero se lo terminó dando a su hermano para que lo utilizara en el campo. Ella se mueve en transporte público. "En Madrid tenemos un metro que ya lo quisieran otras ciudades y paradas de autobús cada dos por tres". O en bicicleta, que es su medio para recoger a su hija del colegio, por ejemplo. Luego hay un vehículo familiar con unas funciones muy determinadas: viajes largos y carga y descarga. La modelo, cantante y ahora también actriz (debuta en la película El cónsul de Sodoma, junto a Jordi Mollà) dice que así se ha quitado de encima una importante carga de agresividad y estrés, y ha ganado en tranquilidad y en "buen rollo". Bosé, implicada con Oceana y con Greenpeace, asegura que el tráfico amarga y que sólo hay que ver cómo están algunos taxistas.

Ir en bici por Madrid me parece un acto de valentía admirable.

El tráfico es muy violento, hay que ir con mil ojos. A veces me siento como un caballero en mi corcel, porque también es una forma de reivindicar.

¿El qué?

El carril bici, por ejemplo. Es sencillo, se trata de un poco de pintura. Lo tienen muchas ciudades, como Barcelona, pero en Madrid está fuera, para pasear; en el centro sólo hay un tramo pequeñísimo, y es donde lo necesitamos para poder movernos.

¿Qué le quitaría y qué le pondría a esta ciudad?

Le quitaría todo el granito que se han dedicado a ponerle todos estos años. Le pondría más árboles, muchos más. Y parques para los niños.

¿Qué cambiaría?

Restringiría el tráfico, sobre todo en el centro. Tenemos la fea costumbre de coger el coche para comprar el pan. No puede ser, no es sostenible.

Su grupo de música, The Cabriolets, ha participado en festivales sostenibles, con mensaje ambiental. ¿Van a seguir por ahí?

Sí, admiramos a gente como Radiohead o a un tipo como Matthew Herbert [música electrónica] que no utiliza el avión. Es un modo de vida.

Ha definido la moda como algo que es de usar y tirar.

No es sólo la moda, es todo. Es esta sociedad consumista en la que estamos inmersos.

"Si el clima fuera un banco, ya lo habrían salvado", ha sido la incendiaria frase del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en la cumbre del clima de Copenhague. ¿Qué opina?

He leído la frase, tremenda, y la verdad es que no sé bien qué opinar... Resulta que no es un banco, son nuestros recursos, es nuestro hogar el que machacamos. Es como si nos ensuciásemos nuestra propia casa. Es una especie de síndrome de Diógenes global.

¿Se gana en pesimismo cuando se tiene un hijo?

En mi caso, no; al revés, me ha hecho ser más activa y comprometida. Yo soy optimista, quiero pensar en un futuro tranquilo y agradable para todo el mundo.

Algo que le gustaría que su hija pudiera disfrutar cuando sea mayor.

La mayoría de las especies que se están extinguiendo.

Algo que ya sabe que su hija no podrá ver.

¡Qué pregunta más triste! El pájaro Dodo.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50