Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La concentración de gases contaminantes en la atmósfera alcanza su nivel más alto

Los datos anuales sobre el calentamiento global de la Organización Meteorológica Mundial confirman las previsiones pesimistas sobre el aumento de las temperaturas

La concentración a nivel mundial de gases de efecto invernadero -los principales causantes del calentamiento global- sigue creciendo, como en años anteriores, y en 2008 alcanzó su "nivel más alto", ha advertido la Organización Meteorológica Mundial (OMM), dependiente de la ONU.

En su boletín anual, hecho público a solo unos días de la cumbre del clima de Copenhague, que se celebrará del 7 al 18 de diciembre, el organismo constata que en 2008 las concentraciones globales de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso llegaron a las tasas más altas desde 1998, cuando empezaron a hacerse mediciones detalladas.

"Las emisiones de CO2 a la atmósfera crecieron más en 2008 que a lo largo de los últimos diez años, cuando el crecimiento era de 1,9 partes por millón", ha asegurado el máximo responsable de la OMM, Michel Jarraudo, en una rueda de prensa en Ginebra. "Es algo preocupante, porque lo que nos gustaría ver es una disminución de ese crecimiento", ha indicado. El óxido nitroso se incrementó 0,9 partes por mil millones respecto a 2007, hasta 321,8 partes por mil millones; la concentración de metano alcanzó los 1,797 partes por mil millones, hasta 7 partes por mil millones por encima del nivel registrado en 2007. El incremento de año en año puede parecer pequeño, pero si se comparan los niveles de la época pre-industrial con los posteriores, el aumento es muy grande. Desde 1750, los niveles de CO2 han crecido un 38%; los de óxido nitroso, un 19%; y los de metano, un 157%, de acuerdo con la OMM.

Jarraudo ha subrayado que esta tendencia conduce a los escenarios más pesimistas sobre el aumento de las temperaturas en el planeta, y ha señalado que, precisamente ante estos preocupantes datos, son necesarias acciones urgentes. "Esto refuerza el hecho de que tienen que tomarse medidas tan pronto como sea posible", ha manifestado. "Esperamos que de la cumbre de Copenhague salga un acuerdo para la reducción de las emisiones. Cuanto más posterguemos la decisión, mayores serán las consecuencias", ha alertado.

El peor escenario dibujado por el IPCC, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, que se remonta a 2007, fue que las temperaturas podrían aumentar entre 2,4 y 6,4 grados para finales de siglo.

La Organización Meteorológica Mundial vigila la concentración de las emisiones contaminantes a través de su red de estaciones en más de 50 países. "Si todos dejáramos de emitir C02 ahora mismo, después de cien años, el 30% de la cantidad añadida a los niveles preindustriales permanecerá en la atmósfera", ha señalado la especialista de la organización Oksana Tarasova.