'Nature' culpa de los recortes en I+D a la "inexperiencia" de la ministra Garmendia

"No es una forma sabia de responder a la crisis financiera", señala un editorial de la prestigiosa revista científica

Desde que el Partido Socialista ganó las elecciones en 2008 y creó el nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación, nombrando a Cristina Garmendia su titular, el impulso de fuerte apoyo a la I+D de los cuatro años anteriores se ha perdido, señala hoy la revista científica Nature en un editorial. "Se ha demostrado la inexperiencia política de Garmendia. Ha sido lenta en construir un ministerio que funcione, y no ha conseguido el peso político necesario para convencer al Gobierno español, que en estos momentos se enfrenta a la recesión global, de que mantenga su proyecto para la ciencia".

El texto reconoce que el Gobierno ha aumentado mucho los fondos para las empresas de biotecnología y de otras áreas de alta tecnología, pero recuerda que en el anteproyecto presentado en septiembre de los Presupuestos Generales del Estado 2010, se proponía un tijeretazo del 45% a los fondos destinados a subvenciones directas a la investigación básica. Como consecuencia, apunta, de una protesta de la comunidad científica se consiguió reducir este recorte al 15%, y se cree que se conseguirá un 2,8% más para el departamento de Ciencia e Innovación tras el debate parlamentario. "Pero esto supondría todavía un duro golpe para la base científica del país", agrega.

Retraso de la nueva ley

Al mismo tiempo, destaca la revista el retraso en "las muchas veces anunciada" nueva Ley de la Ciencia, de la cual comenta: "Se suponía que iba a crear una agencia independiente de financiación de la investigación y reformar el inflexible sistema de empleo académico". Y añade que los científicos han perdido la fe en que la ley entre en el Parlamento para fin de año.

"A largo plazo, la industria se verá perjudicada por el fracaso en el desarrollo y mantenimiento de una base de investigación básica. No es una forma sabia de responder a la crisis financiera", afirma también el editorial, que concluye con un recuerdo histórico sobre la Edad de Plata, el periodo de gran esplendor intelectual del que España disfrutó en los siglos XIX y XX. "Hasta hace poco, los científicos españoles confiaban en que se encontraban en la senda de una segunda Edad de Plata. Ahora bromean con que van camino de la Edad de Bronce. Y no se ríen", concluye.

Cristina Garmendia.
Cristina Garmendia.BERNARDO PÉREZ

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50