Alerta por una cepa de malaria superresistente

El microorganismo sobrevive a todos los tratamientos

En la frontera entre Camboya y Tailandia vive agazapada la última variedad de plasmodio, el microorganismo que causa la malaria. Es uno de los asesinos de seres humanos más eficaces que existen: cada año se cobra unos cinco millones de víctimas, la mayoría niños. Y, si no se actúa rápidamente, los últimos esfuerzos para frenar su expansión podrían irse al traste. La nueva cepa ha resultado resistente también a la artemisinina, según ha adevrtido la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este fármaco, obtenido de la medicina tradicional china, era la última esperanza para poner coto a la pandemia. Si el microorganismo superresistente se propaga, habrá que empezar de nuevo.

Una de las organizaciones que antes han reaccionado ha sido la Fundación Bill & Melinda Gates. La obra filantrópica del fundador de Microsoft se planteó hace dos años erradicar la malaria. Nada más enterarse de la existencia de esta nueva variante del microorganismo que la causa, anunció una donación de 22,5 millones de dólares para investigarla y combatirla.

La lucha contra la malaria tiene en estos momentos tres frentes abiertos. El primero, liderado por el Fondo Mundial contra el Sida, La Tuberculosis y la Malaria, es proveer de mosquiteras a las familias más pobres. En los siete años que lleva funcionando la organización dependiente de la ONU, ha repartido 70 millones de estas redes impregnadas en insecticida. El segundo es la búxqueda de una vacuna. En este campo el proyecto más avanzado es el prototipo de Glaxo que investiga el español Pedro Alonso.

El último es la lucha farmacológica. El microorganismo que causa la enfermedad se ha mostrado, hasta ahora, intratable. Desde la quinina del siglo XIX hasta ahora, se ha ido haciendo resistente a todos los medicamentos desarrollados por el hombre. La nueva cepa sería una prueba más de su capacidad para sobrevivir.

Lo más visto en...

Top 50