Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta su incidencia pero también la supervivencia al cáncer

Uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres padecerán la enfermedad en algún momento de sus vidas

En vísperas de la celebración, el próximo miércoles, del Día Mundial del Cáncer, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha presentado hoy el documento El cáncer en España 2009, que destaca que uno de cada tres varones y una de cada cuatro mujeres serán diagnosticados de cáncer en su vida. El envejecimiento de la población y la mayor supervivencia de los enfermos de cáncer por el diagnóstico precoz y los avances en los tratamientos han supuesto un aumento significativo del número de pacientes con esta enfermedad, la primera causa de muerte en España, indica el informe. Cada año aumenta su incidencia, pero también disminuye la mortalidad.

De acuerdo con los datos más recientes de incidencia anual en España publicados en 2007, según la SEOM, casi 200.000 nuevos casos fueron diagnosticados en 2002, de los cuales el 57% correspondieron a varones. El cáncer con mayor incidencia entre la población adulta fue, sumando hombres y mujeres, el colorrectal, seguido del de mama y del de pulmón. En los hombres, el tumor más frecuente fue el de próstata, seguido del de pulmón y el colorrectal. En las mujeres prevaleció el de mama, seguido de los tumores ginecológicos (de útero, ovarios, trompas de Falopio y cérvix). También en mujeres el cáncer colorrectal ocupó la tercera posición en frecuencia.

El estudio Eurocare 4, publicado en la revista británica The Lancet Oncology en 2007, muestra los datos de supervivencia de pacientes de 23 países europeos diagnosticados entre 1995 y 1999, y controlados médicamente hasta finales de 2003. España sigue en general la misma tendencia que el resto de Europa en cuanto a aumento de la incidencia del cáncer y de la supervivencia al mismo en los últimos años. De hecho, desde los años 90 hasta 2002 el índice de supervivencia de las mujeres pasó de un 56,4% a un 59%, y en los hombres de un 44% a un 49,5%.

En España, tanto en varones como en mujeres, el cáncer representa la primera causa de muerte, seguido de la cardiopatía isquémica. Según los datos recopilados por la SEOM del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, en el año 2006 las defunciones por tumores malignos representaron el 26,5% de todas las muertes, el 32% en varones y el 19% en mujeres. No obstante, el riesgo de mortalidad por cáncer ha ido disminuyendo desde 1990 hasta 2006.

"La evolución está siendo alentadora, estamos reduciendo las cifras de mortalidad y, para ello, son muy importantes varios conceptos, el primero de ellos son los programas de detección precoz. Está contrastado que los tratamientos en estadios tempranos de la enfermedad impactan de una forma determinante sobre la supervivencia de los pacientes, por ello es importante apoyar todas las iniciativas dirigidas a mejorar este capítulo. En segundo lugar, estamos asistiendo a una de las épocas más productivas en el desarrollo de nuevos fármacos y tratamientos", ha manifestado el doctor Ramón Colomer, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica.