Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio halla nuevas conexiones entre el virus del herpes labial y el Alzheimer

Un grupo de científicos de la Universidad de Mancherster cree que los antivirales empleados contra las erupciones cutáneas podrían combatir la enfermedad neurodegenerativa

Un equipo de científicos de la Universidad inglesa de Manchester ha establecido una conexión entre el virus del herpes labial y el Alzheimer, lo que podría desembocar en nuevos tratamientos contra la enfermedad neurodegenerativa.

En una investigación publicada en la revista Journal of Patholgy, los expertos constatan que el virus que genera las ampollas en los labios, conocido como virus herpes simplex (VHS1), es uno de los causantes de las placas de proteínas halladas en el cerebro de los enfermos de Alzheimer.

Los científicos, que reconocen que su estudio está aún en fase inicial y están buscando nueva financiación, sostienen que ese virus puede estar vinculado a la aparición del Alzheimer y se plantean que tal vez el mal podría tratarse con agentes antivirales. Su conclusión se basa en que durante la investigación, dirigida por Ruth Itzhaki, descubrieron que las placas proteínicas del cerebro de los afectados por Alzheimer contienen el ADN del virus del herpes.

Medicamentos probados y baratos

Estudios anteriores ya habían llegado a la conclusión de que la infección de células nerviosas con el virus provoca que se deposite uno de los principales componentes de las placas de proteínas propias de la enfermedad neurodegenerativa. Itzhaki y su equipo creen que el virus entra en el cerebro aprovechando la debilidad inmunológica y establece allí una infección latente, que se activa por factores como el estrés, la supresión inmunológica o infecciones varias.

"Una de las cosas más emocionante de nuestra investigación es que disponemos de medicamentos que han sido usados durante un tiempo relativamente largo contra el VHS1, y que son baratos y bien tolerados", ha señalado Itzhaki en declaraciones recogidas por el periódico The Times.

De momento, cuenta el rotativo británico, los científicos esperan conseguir la financiación necesaria para poder experimetar con animales, lo que podría dar nuevas evidencias de la relación entre el virus causante del herpes y la enfermedad neurodegenerativa en el plazo de un año. Para probar los antivirales en humanos, si las pruebas previas dan los resultados oportunos, Itzhaki calcula que podría tardarse entre tres y cinco años.