Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La NASA asegura haber encontrado la primera prueba de que la materia oscura existe

El telescopio espacial Hubble ha enviado la imagen de un anillo fantasmal en torno a un grumo de galaxias que los astrónomos han descrito este martes como la primera prueba de la existencia de la materia oscura.

El racimo galáctico captado por el telescopio robótico que orbita desde 1990 en los bordes exteriores de la atmósfera terrestre, a casi 600 kilómetros sobre el nivel del mar, se encuentra a 5.000 millones de años luz de la Tierra.

"Aunque se ha encontrado la materia invisible antes en otros conjuntos de galaxias, jamás se la había detectado tan separada del gas caliente y de las galaxias que forman el conjunto", ha explicado en una teleconferencia Myungkook James Jee, de la Universidad Johns Hopkins.

"Pegamento" gravitacional

Los científicos creen que la materia oscura compone la mayor parte de la masa que ejerce gravedad en el Universo. Sólo el 10% de ésta puede ser detectada por los sentidos humanos. Los expertos sostienen que si no existiese la materia oscura, las galaxias como la Vía Láctea, en la cual se encuentra la Tierra, se habrían dispersado por falta de un "pegamento" gravitacional.

Richard Massey, del Instituto de Tecnología de California, con sede en Pasadena, ha expresado sin embargo cierto escepticismo acerca del descubrimiento. "Necesitamos una confirmación, más observaciones", ha afirmado Massey, añadiendo que "lamentablemente, estas imágenes se tomaron justo poco antes de que se descompusiera la cámara del Hubble que las tomó".

La agencia espacial estadounidense (NASA) muestra en su página web algunas imágenes que muestran un racimo de galaxias, envuelto en una nube de gases, en torno al cual se extiende un anillo oscuro de unos 2,6 millones de años luz de diámetro. Más allá de este anillo, de supuesta materia oscura, continúa la luminosidad de esa región del espacio.

Difícil estudio

"La observación de una estructura de materia oscura que no está marcada por galaxias y gas caliente nos permite el estudio de cómo su comportamiento es diferente del de la materia normal", ha indicado Jee. La observación de la materia oscura es difícil porque no emite ni refleja luz, y los astrónomos sólo pueden detectar su influencia por la manera en que su fuerza de gravedad afecta a la luz.

Para hallarla, estudian la forma en que la luz de las galaxias muy distantes es distorsionada y difuminada en arcos y bandas por la gravedad de la materia oscura de una galaxia más próxima. Esta sustancia está compuesta por átomos muy diferentes de los que componen la materia normal de las estrellas y galaxias.

Los científicos creen que el cruce a través de la materia invisible pasaría inadvertido para los humanos, pero que no ocurre lo mismo en la colisión de dos áreas de masa oscura. El anillo del cual los astrónomos han dado cuenta hoy se formó cuando dos gigantescos grupos de galaxias chocaron hace unos mil a dos mil millones de años; y, para fortuna de los científicos, la colisión ocurrió de frente desde el punto de vista del Hubble.

"La colisión de los dos grumos galácticos creó una onda de materia oscura que dejó huellas muy claras en las formas de las galaxias más distantes", ha explicado Jee. "Es como mirar a los cantos rodados en el fondo de un estanque cuando hay olitas en la superficie", ha precisado.