Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobernador de Nueva York presenta un proyecto para legalizar el matrimonio homosexual

La propuesta cuenta con escasas posibilidades por la oposición de los republicanos que controlan el Senado estatal

El gobernador de Nueva York, el demócrata Eliot Spitzer, ha presentado un proyecto legislativo para legalizar en este estado los matrimonios entre personas del mismo sexo. La propuesta busca la igualdad de todos los residentes en el estado que desean contraer matrimonio por la vía civil, con independencia de su género, según ha informado la oficina del gobernador.

"Esta legislación crearía protección legal y responsabilidades igualitarias para todos los ciudadanos que quieran casarse en el estado de Nueva York", ha señalado Spitzer. El gobernador asumió el cargo a comienzos de año, después de haber sido fiscal general en el estado. "Familias sólidas y estables son los pilares de nuestra sociedad", ha subrayado el autor de esta propuesta.

El proyecto, sometido a la consideración del poder legislativo, establece también que ningún miembro de una orden o institución religiosa debe estar obligado a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.

El Gobierno estatal ha resaltado que, bajo la legislación actual, quienes no pueden contraer matrimonio civil, y sus hijos, carecen de los amparos legales que tienen las parejas casadas. Tampoco pueden disfrutar de ventajas fiscales, cobertura sanitaria, pensiones y otros muchos beneficios a los que sí pueden acogerse las parejas heterosexuales. "Esta ley garantiza que el inalienable derecho a perseguir la felicidad estará protegido por igual para todas las personas en el estado de Nueva York", ha asegurado el vicegobernador, David Patterson.

Escasas posibilidades

Sin embargo, el propio gobernador neoyorquino ha reconocido que su propuesta de legalizar los matrimonios de homosexuales tiene escasas posibilidades de ser aprobada por el legislativo, debido a la oposición de la mayoría republicana en el Senado estatal.

La Corte de Apelaciones de Nueva York, la más alta instancia judicial a nivel estatal, dictaminó el pasado 6 de julio que las parejas de homosexuales no tienen el derecho constitucional a unirse en matrimonio en este estado, y señaló que correspondía al poder legislativo reformar la ley para permitir ese tipo de uniones. La decisión se producía en respuesta a cuatro demandas que plantearon 44 parejas neoyorquinas de gays y lesbianas.

El estado de Massachusetts es el único, por el momento, en EE UU que permite a parejas del mismo sexo unirse en matrimonio. Nueva Jersey, Connecticut y Vermont permiten las uniones civiles entre individuos del mismo sexo. New Hampshire aprobó ayer una medida similar, que el gobernador de este estado, John Lynch, ha afirmado que está dispuesto a ratificar.