Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Urdaci retira de su libro las acusaciones contra Fernando Delgado tras reconocer que son falsas

La editorial suprimirá el pasaje en las próximas reimpresiones del libro y no distribuirá los ejemplares de la última edición

Alfredo Urdaci, ex director de Informativos de TVE, ha reconocido que la frase que atribuye en su libro Días de ruido y furia a Fernando Delgado es falsa, según informa la Cadena SER. Urdaci aseguraba que Delgado había calificado a varios periodistas de "herederos directos de los que asesinaron a Lorca" en la víspera del 14-M.

En el libro, Urdaci afirmaba que en la jornada de reflexión previa a las elecciones generales de 2004, Fernando Delgado había afirmado en su programa de la Cadena SER A vivir que son dos días: "Mañana tienen ustedes la oportunidad de terminar con gente como Jiménez Losantos, Carlos Dávila, Alfonso Ussia y Alfredo Urdaci, herederos directos de los que asesinaron a Lorca".

La atribución de esa frase, que Fernando Delgado no dijo nunca ni en ese programa ni en ningún otro, no sólo era una falsedad sino que lesionaba gravemente su honor y su reputación profesional. Como consecuencia de ello, Urdaci y la editora del libro, que se han comprometido, en documento escrito, a suprimir ese pasaje en las próximas ediciones y reimpresiones del libro, así como a no distribuir los ejemplares de la última edición.

Fernando Delgado, director y presentador de A vivir que son dos días, que emite la Cadena SER en las mañanas de los fines de semana, ha presentado también una demanda civil de protección del derecho al honor contra el periodista Alfonso Ussía y contra Audiovisual Española, empresa editora de La Razón, por el artículo publicado por ese periódico el pasado 2 de marzo, bajo el título Un mierda, que ha sido admitida a trámite por el juzgado de Primera Instancia número 60 de Madrid, dando traslado a los demandados y al Ministerio Fiscal.

El artículo de Ussía se fundamentaba en ese párrafo de Días de ruido y furia falsamente había atribuido Delgado. El columnista denigraba al periodista de la SER sin haber realizado antes ninguna comprobación sobre la veracidad de la cita. En la demanda se solicita que Ussía y La Razón sean condenados a publicar y difundir la condena, no solo para poner de manifiesto que la libertad de expresión no ampara el insulto, sino para restablecer a Delgado en el pleno disfrute del derecho al honor lesionado.