Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Quince aprueban una directiva medioambiental que aplica el principio de 'quien contamina, paga'

Las empresas no estarán obligadas a contratar seguros para hacer frente a los daños medioambientales

El Consejo de Medio Ambiente de la UE ha aprobado hoy la directiva que obliga a las empresas a abonar los costes económicos del posible impacto medioambiental causado por su actividad. El texto consagra como norma comunitaria el principio de quien contamina, paga .

La norma afecta a los sectores incluidos en una lista cerrada -básicamente, industria química y energética (salvo nuclear y petróleo), industria del papel, explotaciones mineras, gestión de residuos y de sustancias peligrosas- y a toda actividad susceptible de afectar a especies o hábitats protegidos por la legislación comunitaria.

La directiva no incluye finalmente la cláusula que obligaba a la industria a contratar seguros o avales financieros específicos ante daños medioambientales, con vistas a evitar que las empresas se amparen en una declaración de insolvencia para no afrontar el coste de una catástrofe ecológica. Italia, Reino Unido y Francia, bloquearon esta medida y se limitaron a pactar que las autoridades nacionales deberán "alentar" la adopción de este tipo de mecanismos y a encargar a la Comisión Europea que estudie su conveniencia cinco años después de la entrada en vigor de la directiva.

El Consejo también ha llegado a un acuerdo de mínimos para determinar el papel de la administración en caso de que el operador responsable no afronte su responsabilidad o no pueda ser identificado. En ese caso, el Estado "podría" hacerse responsable del pago de los daños. La norma aún está pendiente del visto bueno definitivo del Parlamento Europeo.