_
_
_
_

Broche a una gran historia de amor de Hollywood: el homenaje de Rooney Mara y Joaquin Phoenix al malogrado River

Ella, hija de dos de las familias más ricas de Estados Unidos. Él, marcado desde la infancia por una secta. Sus mundos se unieron en 2016 y ahora se consolidan con la llegada de River, bautizado así en honor al hermano difundo del actor.

Joaquin Phoenix y Rooney Mara acaban de ser padres.
Joaquin Phoenix y Rooney Mara acaban de ser padres.Getty

“Por cierto, acaba de tener un bebé… Un hermoso hijo llamado River”. Con estas escuetas palabras el mundo enteró se enteró del nacimiento del primer hijo de la pareja más improbable de Hollywood: Joaquin Phoenix y Rooney Mara. No fue, sin embargo, ninguno de los dos quien las pronunció. El director de cine Victor Kossakovsky hizo pública la noticia en el Festival de Cine de Zúrich 2020 después de la proyección de la película Gunda, en la que el protagonista de Joker es productor ejecutivo. No es de extrañar que los padres de la criatura no hayan sido los encargados de contar la noticia: apenas han hecho apariciones juntos (la más sonada fue la de los Globos de Oro del año pasado) y ni siquiera confirmaron su embarazo pese a los rumores que corrían por la red con múltiples instantáneas de una incipiente barriga vista en la intérprete en fotos captadas por papparazzi.

El nombre elegido para el pequeño, River, es un homenaje al difunto hermano del actor, River Phoenix, que falleció a los 23 años a causa de una sobredosis y cuya muerte marcaría para siempre a su hermano pequeño. River y Joaquin comenzaron a trabajar como actores con solo ocho años, así como sus hermanas Liberty y Summer. Su padre tenía una fuerte adicción al alcohol y un adolescente River Phoenix, que no tardaría en despuntar en la industria, fue quien se hizo cargo de la manutención de la familia El hermano mayor de Joaquin, estrella de culto, ya era una estrella indiscutible de Hollywood a los 23 años. Con filmes como Cuenta conmigoIndiana Jones y la última cruzada o Mi Idaho privado había conseguido una nominación al Oscar, una Copa Volpi, forrar las carpetas de hordas de adolescentes y liderar a una nueva generación de intérpretes. Su muerte por sobredosis la noche del 31 de octubre de 1993 en The Viper Room, el local propiedad de Johnny Depp al que había acudido para tocar en directo –su gran pasión era la música– junto a Flea de los Red Hot Chili Peppers, conmocionó a la sociedad de la época. Joaquin, que por entonces tenía 19 años, fue quien hizo la llamada al 911 mientras Rain intentaba reanimarlo sin éxito. Esos episodios traumáticos le llevarían a Joaquin a desarrollar su adicción al alcohol mientras continuaba con su carrera en Hollywood.

River Phoenix (derecha) junto a su madre Arlyn y Joaquin caminando por Nueva York.
River Phoenix (derecha) junto a su madre Arlyn y Joaquin caminando por Nueva York.New York Daily News (NY Daily News via Getty Images)

Una historia de amor insólita

Aunque Mara y Phoenix se conocieron en 2012 durante el rodaje de Her, como explicábamos en un artículo titulado Dos grandes fortunas y una secta: la improbable historia de amor de Joaquin Phoenix y Rooney Mara fue en 2016, durante el rodaje italiano de la película María Magdalena, donde se reencontrarían y el amor se abrió paso definitivamente. Los fotógrafos captaron las primeras fotos juntos entrando en las instalaciones de un spa para compartir un retiro detox a principios de 2017 y en primavera confirmaron su relación al desfilar en la alfombra roja del festival de Cannes. Dos años después de aquello aparecieron en la la premiere internacional de Joker celebrada Festival de cine de Venecia consolidando su relación: Mara lució por primera vez un anillo de compromiso en su dedo anular.

La pareja protagoniza una de las relaciones más opacas, controvertidas y al mismo tiempo sólidas de la meca del cine. Joaquin Phoenix, ganador del Oscar por su interpretación del Jocker, es una de las figuras más excéntricas del cine actual. A pesar de que desde que conoció a Mara ha dejado a un lado la etapa de encontronazos con la prensa o compañeros de rodaje, fue adicto al alcohol y tuvo una amistad tóxica con Oscar Casey Affleck (Manchester frente el mar), que le llevó a estar involucrado en una demanda de acoso sexual por parte de dos trabajadoras del fallido falso documental I’m Still Here. Su infancia explica parte de su, hasta ahora, tormentosa existencia: nació en una familia hippy de Puerto Rico y sus padres pedían dinero para sobrevivir cuando él nació. «Los Phoenix, hippies contraculturales, formaban parte de una secta religiosa, los Niños de Dios, y se convirtieron en evangelizadores nómadas por diferentes ciudades del continente americano. Su defensa del amor libre y la utilización del sexo para confraternizar con los demás integrantes del culto y captar nuevos miembros pronto se tradujo en denuncias de abuso sexual. Algunas, con niños como víctimas. El propio River Phoenix, nominado al Oscar por Un lugar en ninguna parte, confesó que había sido víctima de abusos a los cuatro años», contaba Carlos Megía. La prematura muerte de este terminó por hacer descender a la oscuridad a su hermano, que ahora le rinde homenaje al elegir su nombre para su bebé.

Una de las instantáneas captadas mientras estaba embarazada, tomada en Los Ángeles hace unos meses.
Una de las instantáneas captadas mientras estaba embarazada, tomada en Los Ángeles hace unos meses.Gtres

Rooney Mara es fruto del matrimonio que unió a dos de las familias más poderosas del país. Los Mara, por el lado paterno, son los dueños del equipo de fútbol americano New York Giants, una de las franquicias deportivas más valiosas sobre la tierra. Los Rooney, por la materna, poseen los Pittsburgh Steelers, un club no menos histórico en la NFL. La joven nació y creció en el municipio rural de Bedford, a una hora al norte de Manhattan, una de las comunidades más ricas de Estados Unidos por las nóminas millonarias de sus ilustres vecinos. A pesar de haberse criado en la opulencia, Mara estudió en un colegio público y no dejó que sus apellidos la convirtieran en una Paris Hilton de turno. Se graduó en psicología y organizaciones no gubernamentales y pasó varios meses viajando por el mundo. Al contrario que su hermana, la también actriz Kate Mara (Cuatro fantásticos), que comenzó su carrera como intérprete siendo una adolescente e incluso se atrevía a cantar el himno estadounidense en la previa de los partidos de los Giants, Rooney esperó a terminar el instituto para iniciar su recorrido profesional.

La amistad entre los actores, ahora pareja, se remonta a 2012, cuando coincidieron en el rodaje de Her, el drama romántico de Spike Jonze en el que el personaje de él establecía una relación romántica con un sistema operativo inteligente al que prestaba su voz Scarlett Johansson. La relación, sin embargo, no empezó del todo bien. En una entrevista con la edición estadounidense de Vanity FairPhoenix confesó que al principio pensaba que ella le detestaba. Cuando fue consciente de que “solo era tímida y que a ella también le caía bien”, no tardó en quedar prendado de sus encantos. “Ella es la única chica a la que he buscado en Internet. Solo éramos amigos, amigos por email. Nunca antes había hecho eso, buscar a una chica en la red”, añadió.

La química y complicidad entre Mara y Phoenix fue visible tanto dentro de la pantalla como en la gira de promoción de Her, pero por aquel entonces la joven mantenía una relación con el director de cine Charlie McDowell, actual pareja de Lily Collins y ex de Emilia Clarke. En 2016, durante el rodaje italiano de la película donde se reencontrarían, María Magdalena, el amor se abrió paso definitivamente. Los fotógrafos captaron las primeras fotos juntos entrando en las instalaciones de un spa para compartir un retiro detox a principios de 2017 y en primavera confirmaron su relación al desfilar en la alfombra roja del festival de Cannes. Saltando dos años en el tiempo, hasta la premiere internacional de Joker celebrada en el reciente certamen de Venecia, el romance no solo se ha consolidado sino que Mara ya luce un anillo de compromiso en su dedo anular. A pesar de que hace no mucho una fuente cercana a la pareja aseguró que el matrimonio era «demasiado mainstream» para ellos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_