Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La burocracia frustra el voto de los residentes en el extranjero

El 28 de abril la participación de los ciudadanos que viven permanentemente fuera de España fue del 5,6%

Elecciones generales en España
Urna para las elecciones generales de este 10 de noviembre, en Santander. EUROPA PRESS

Votar o ir a clase. Esa es la disyuntiva que Sandra González y Ana Soriano, estudiantes erasmus de 20 años, han tenido que afrontar ante las elecciones generales de hoy. Viven en Florencia desde septiembre y, como todos los residentes temporales en el extranjero, debían acudir al consulado más próximo para pedir el voto por correo. A diferencia del 28 de abril, la legación diplomática en la ciudad toscana no habilitó esa opción, y, tras mirar las alternativas de transporte disponibles, renunciaron a ir a Roma para no perder la evaluación continua.

La historia de estas dos estudiantes es solo un ejemplo de las trabas con las que aún se encuentran los españoles que quieren participar en las elecciones desde el extranjero, sean residentes temporales o permanentes —estos últimos tienen que rogar el voto—. A los problemas burocráticos se une otro: muchas veces, las papeletas no llegan a tiempo. Este sábado, Esther Guirao aún buscaba por redes sociales a ciudadanos abstencionistas que estuviesen dispuestos a votar por ella. Esta joven profesora de español, residente en Alemania, pidió las papeletas en octubre, pero, por tercera vez en el último año, el servicio de correos de ese país no se las entregó en hora. “Si puedes hacer la declaración de la renta por Internet, ¿por qué no votar con un clic?”, se pregunta Guirao por Facebook.

En las generales del 28 de abril, la tasa de participación de los residentes permanentes en el extranjero fue del 5,6%, 13 veces inferior a la de los domiciliados en España. Casi dos millones de expatriados no votaron. Según una encuesta del colectivo de emigrantes Marea Granate, la mitad de ellos se abstuvo por las dificultades del proceso.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información