Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox veta al Grupo PRISA por un editorial de EL PAÍS

El partido ultra niega el derecho a informar de sus actos en plena campaña electoral

vox
El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante un mitin en Dos Hermanas (Sevilla).

Vox ha comunicado al Grupo PRISA, editor del diario EL PAÍS, que “desde este momento no concederá acreditaciones para ningún periodista vinculado a PRISA ni para el acceso a su sede ni para cualquier otro acto que este partido político organice en espacios privados”.

Fuentes de la formación vinculan este veto al editorial publicado este miércoles por EL PAÍS, bajo el título Deber de réplica, en el que advertía de que los argumentos expuestos por Santiago Abascal en el debate televisivo del pasado lunes entre los cinco candidatos a La Moncloa, muchos de ellos de carácter xenófobo e intolerante, “exigen activar todas las alarmas”.

No es la primera vez que Vox impide el acceso de periodistas del Grupo PRISA y, en particular, de EL PAÍS a sus actos públicos, pero es la primera vez que lo hace con carácter generalizado. Tanto la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) como la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) han advertido de que esta práctica, que ha afectado también a periodistas de otros medios de comunicación, vulnera el derecho a la libertad de información consagrado por la Constitución.

El veto a los medios de comunicación es especialmente grave porque se produce en plena campaña electoral, cuando los ciudadanos tienen derecho a recibir información independiente y plural sobre las posiciones que mantienen los partidos políticos que concurren a las elecciones, condición indispensable para ejercer con conocimiento de causa su derecho al voto.

Se da la circunstancia de que los partidos políticos no son entidades de carácter privado, sino "un instrumento fundamental para la participación política". Sirven para expresar el pluralismo político y concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular, según el artículo 6 de la Constitución. Por eso, los partidos políticos reciben subvenciones públicas en función de los votos que logran y de los escaños que obtienen en los Parlamentos y Asambleas, y sus afiliados pueden desgravarse fiscalmente las cuotas que abonan. Es decir, los "espacios privados" a los que alude Vox en su comunicado para justificar su supuesto derecho a impedir el acceso de los medios de comunicación son alquilados por dicho partido con fondos públicos. 

Hasta ahora, el único partido que durante la etapa democrática había vetado en España la presencia de medios de comunicación en sus actos y ruedas de prensa era Batasuna.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información