Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adelante Andalucía no rompe con Podemos pero pide una marca propia

La dirección de Pablo Iglesias rechaza de momento que Unidas Podemos mute de nombre en esta comunidad

adelante andalucia
Teresa Rodríguez (en el centro) llega a la sede de IU Andalucía de Sevilla, este martes.

El 10 de noviembre no habrá papeletas diferentes de Unidas Podemos y Adelante Andalucía en esa comunidad. Con este firme propósito se vieron las caras este martes los líderes de las formaciones de la coalición andaluza (Podemos, IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista), después del órdago lanzado por Teresa Rodríguez para tener grupo propio en Madrid. Dirigentes afines a Íñigo Errejón también apuestan, de momento, por la fórmula Adelante Andalucía.

Después de más de cuatro horas de reunión no se encontró una solución consensuada entre las posiciones de Podemos, liderado por Teresa Rodríguez e IU, por Toni Valero. La primera quiere que el nombre de Adelante Andalucía figure en las listas al Congreso y Valero propuso la denominación Adelante Andalucía-Unidas Podemos. No hubo acuerdo, al menos de momento. Ambos grupos aseguraron que la decisión no solo dependerá de ellos, sino también lo que acuerden con sus organizaciones federales. Los plazos aprietan, ya que la fecha para inscribir las coaliciones expira este domingo. La dirección de Pablo Iglesias rechaza de momento que Unidas Podemos mute de nombre en Andalucía, la región más poblada de España.

Ambos grupos intentaron no ahondar más en la división ni hacer saltar por los aires un proyecto político muy joven, que se estrenó el pasado 2 de diciembre en las elecciones autonómicas andaluzas.

"Hay que buscar una síntesis acerca de qué manera Andalucía tiene mejor voz en el Congreso de los Diputados", afirmó el secretario general del Partido Comunista de Andalucía, Ernesto Alba. En el mismo sentido se expresó el portavoz de Podemos, Pablo Pérez Ganfornina, quien proclamó, sin mediar preguntas, que la coalición andaluza "es más fuerte que ayer".

La demanda de una mayor autonomía de la dirección de Pablo Iglesias es una vieja aspiración de la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, miembro destacada de la corriente Anticapitalista. Y esa pretensión de la voz propia en el Congreso es compartida por todos los miembros de Adelante Andalucía, aunque discrepan en las formas y en los ritmos. La posición del coordinador de IU, Toni Valero, es más pausada. "Hay que evitar la ruptura y el achicamiento del espacio, preservar y cuidar el espacio de Adelante Andalucía", señaló este martes. Valero sostiene que hay fórmulas se pueden poner en marcha para hacer visible a Andalucía en el Congreso que no tienen que pasar únicamente por tener grupo propio.

El anuncio del partido de Íñigo Errejón de presentarse a las elecciones no tiene la misma lectura en Andalucía que en otros territorios. Dirigentes afines a Errejón, como la senadora Esperanza Gómez o el ex secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, comparten la reclamación de tener una voz propia andaluza en el Congreso y defienden el proyecto de Adelante Andalucía dentro de Unidas Podemos. Aún está por ver si habrá listas del partido de Errejón en Andalucía.

La irrupción de Errejón en el tablero político nacional ha trastocado hasta los cimientos de Equo. La formación verde realizará una consulta interna para decidir si concurren a las generales en alianza con Unidas Podemos, con la plataforma que presente Íñigo Errejón o en solitario.

La decisión de la ejecutiva ha provocado las quejas de Juan López de Uralde, una de las caras más visibles de Equo, miembro de este organismo directivo, que defiende un pacto estatal con la formación de Pablo Iglesias como sucedió el 28-A. Este acuerdo le permitió obtener su escaño en el Congreso como número uno de la lista por Álava. "Realizar ahora una consulta a la afiliación es simplemente un intento de romper la estrategia política acordada en reiteradas votaciones anteriores", reza un comunicado de la formación promovida por Uralde, quien ha anunciado que, pase lo que pase, no romperá con Iglesias.

División en Equo

ANA MARCOS

La irrupción de Íñigo Errejón en el tablero nacional ha trastocado hasta los cimientos de Equo. La formación verde realizará una consulta interna para decidir si concurren a las elecciones generales en alianza con Unidas Podemos, con la plataforma que presente hoy Íñigo Errejón o en solitario.

La decisión de la Ejecutiva ha provocado las quejas de Juan López de Uralde, una de las caras más visibles de Equo, miembro de este organismo directivo, que defiende un pacto estatal con la formación de Pablo Iglesias como sucedió el 28-A. Este acuerdo le permitió obtener su escaño en el Congreso como número uno de la lista por Álava. “Realizar ahora una consulta a la afiliación es simplemente un intento de romper la estrategia política acordada en reiteradas votaciones anteriores, desde el Acuerdo Marco, aprobado por el 67,9% de la afiliación, ratificado en la pasada IV Asamblea Federal, y refrendado en la consulta previa a las generales”, reza un comunicado de la formación promovido por el Uralde. En aquella consulta, el dirigente obtuvo el respaldo del 60,4% de los militantes.

Uralde denuncia que este movimiento, promovido por las delegaciones de Madrid y Valencia —las más numerosas y con un mayor número de cargos públicos— tiene por objeto un acercamiento a Errejón. Inés Sabanés, miembro de la Ejecutiva de Equo y concejal en el Ayuntamiento de Madrid, defiende el pacto que su formación alcanzó con Más Madrid en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, y pretende revalidarlo el 10-N con la propuesta que defina Errejón.

La misma posición defiende Equo-Verts. La delegación valenciana participará en la consulta interna que ha puesto en marcha Compromís, coalición en la que se inscribe en esta comunidad. Esta votación tiene por objeto materializar la alianza con Errejón en la Comunidad Valenciana. De manera paralela, los representantes valencianos de Equo defienden que haya una consulta interna de Equo para volver a definir un marco estatal común de alianzas para el 10-N. “Una vez se vote, los territorios tienen la potestad de decidir qué hacen”, explica Giuseppe Grezzi, portavoz de Equo en esta región y concejal en el Ayuntamiento de Valencia.

Equo concurrió con distintas alianzas en las últimas cuatro elecciones. Un escenario que parece se repetirá en las próximas generales. Uralde ya ha anunciado que, independientemente del resultado, mantendrá su compromiso con Iglesias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información