Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VOX

El líder de Vox en Andalucía se reincorpora al Parlamento y asegura que no dimitirá

“Siempre voy a ser el mismo”, afirma Francisco Serrano

vox andalucia
Francisco Serrano, este jueves en el Parlamento andaluz. Europa Press

El presidente del grupo parlamentario de Vox y juez en excedencia, Francisco Serrano, ha recibido este jueves el alta médica después de un mes de baja que le llevó a delegar el voto para los plenos celebrados en junio y julio. Dado que el mes de agosto es inhábil, el polémico diputado de Vox retomará sus tareas parlamentarias a partir de septiembre. Serrano ha afirmado que con su retorno quiere “acabar con algunas especulaciones” sobre su continuidad en política. Es decir, no abandonará su escaño, como deseaban en privado muchos dirigentes de PP y Ciudadanos, los partidos que integran el Gobierno andaluz.

El diputado de Vox aseguró que los médicos le habían aconsejado “tranquilidad”, tras haber sufrido, según él, un “linchamiento” que le había provocado una “merma física y anímica” por sus críticas a la sentencia del Tribunal Supremo que elevó a 15 años de prisión la condena a los miembros de La Manada por un delito de violación. Serrano cuestionó el fallo que consideró cargado de “condicionantes mediáticos y políticos”.

También escribió en su cuenta de Facebook que la decisión judicial estaba dictada “por la turba feminista supremacista”; opinó que “la relación más segura entre un hombre y una mujer será únicamente a través de la prostitución” y que “hasta un gatillazo o no haber estado a la altura de lo esperado por la mujer, podría terminar en prisión”. Serrano dijo no haber escrito estos entrecomillados que atribuyó a un “nuevo colaborador”.

Sus críticas a la sentencia de La Manada fueron desautorizadas por su propio partido político, que las consideró un “desafío” y amenazó con sancionar a Serrano, abriendo una crisis inesperada en el partido de ultraderecha. “Lo he pasado mal, he estado medicado al principio. El médico me recomendó tener una actividad deportiva, olvidarme de los medios y las redes sociales y tranquilidad. He cumplido con ese tratamiento, el de la tranquilidad”, dijo este jueves en el Parlamento andaluz.

Serrano dijo volver con “fuerza y ánimo” y que mantendrá su cargo como presidente del grupo de Vox. “Siempre voy a ser el mismo”, remachó. Cuando se le preguntó si mantenía sus reproches sobre la sentencia de La Manada cortó en seco la breve comparecencia. “Eso no”, afirmó. Como todos los diputados cuando delegan el voto por enfermedad, Serrano ha percibido íntegras sus retribuciones. En el mes de junio, el último registrado en el portal de transparencia del Parlamento, cobró 6.002,45 euros netos, incluida la paga extra.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >