Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada en Almería una “histórica” banda dedicada al tráfico de droga a gran escala

La Guardia Civil detiene a ocho miembros del clan e interviene 130 kilos de marihuana

Sacos de marihuana y armas incautadas durante la operación.
Sacos de marihuana y armas incautadas durante la operación.

La Policía ha desarticulado en Almería un “histórico grupo criminal” perteneciente al clan de Los Antones que se dedicaba al tráfico de drogas a gran escala. La actuación, desarrollada el pasado mayo, se saldó con la detención de ocho miembros de la banda organizada y la incautación de 9.000 euros en efectivo, nueve vehículos de alta gama, 13 armas de fuego automáticas y semiautomáticas, equipos de uniformidad de Policía Local, y 130 kilos de marihuana envasados al vacío.

Tras casi dos años de investigación, la policía tuvo conocimiento de que se iba a producir un traspaso de droga a Barcelona, que posteriormente se iba a distribuir a Francia y al resto de Europa, según han informado fuentes policiales. Fue entonces cuando, tras dejar pasar dos vehículos lanzadera, los investigadores interceptaron al que portaba 50 kilos de cogollos de marihuana.

Una vez interceptados, se efectuaron simultáneamente 11 registros por distintas localidades del Poniente almeriense, Roquetas de Mar y El Ejido, que concluyeron con los arrestos de los ocho integrantes del clan. Tras pasar a disposición judicial, el juzgado decretó el ingreso en prisión preventiva para cuatro de ellos, acusados de delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico, tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal. Los cuatro restantes fueron puestos en libertad con cargos.

Las pesquisas revelaron que la organización poseía cuatro plantaciones de marihuana en el barrio almeriense del Cosario de Vícar y una nave industrial en El Ejido donde se almacenaba la producción y era cargada en camiones con destino al mercado europeo. Junto con las plantaciones, fueron desmantelados dos inmuebles en los que se empaquetaba y almacenaba la marihuana. También se halló un garaje en Aguadulce destinado a esconder los vehículos así como una gran cantidad de armas semiautomáticas y munición.

El clan, “generacional e histórico” y “uno de los más importantes del narcotráfico” en Almería, ya trabajaba desde hace un par de décadas en la capital almeriense, según ha explicado la Policía. Tras varios incidentes, fue golpeado por los agentes y pareció desmembrarse. Pese a ello, las primeras labores de investigación descubrieron que seguían en activo, asentados esta vez en el Poniente Almeriense.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información