Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde que se fía al azar y el imputado que arrasa

Recorrido por ocho municipios donde las urnas depararon peculiares escenarios en las elecciones

El exsocialista Jorge Rodrí­guez, ganador de las elecciones en Ontinyent. En vídeo: el azar escogerá al alcalde de Tolox.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones

Casi todas las citas con las urnas deparan sorpresas. Sobre todo si, como pasó el domingo, está en juego el gobierno de 8.131 municipios y 12 autonomías, además de numerosos organismos provinciales, como las diputaciones. Estos son algunos éxitos y fracasos que dejó la intensa jornada electoral.

El triunfo burgalés de Bildu. La izquierda abertzale puso una pica en Burgos. EH Bildu ganó el 26-M en La Puebla de Arganzón, un municipio de apenas 500 vecinos del Enclave de Treviño, un paraje burgalés rodeado por tierras alavesas. La formación liderada por Arnaldo Otegi obtuvo aquí el domingo el 44% de los votos y tres concejales; seguido del PNV, con el 35% y también tres representantes. El concejal del desempate lo ostenta el PP, que logró un 5,3% de las papeletas. Este escenario llega después de que no se haya presentado a estas municipales la Agrupación Independiente Nueva Puebla, que gobernó durante los últimos 12 años.

El imputado que arrasa. Jorge Rodríguez marcó un récord en su ciudad natal, Ontinyent. Logró 17 de los 21 concejales en esta población textil valenciana. No fueron un obstáculo los delitos de malversación y prevaricación que le imputa la Fiscalía por supuestamente enchufar a nueve altos cargos del PSOE y Compromís en una empresa pública cuando era presidente de la Diputación de Valencia. Cuando se levantó el secreto de sumario en abril, Rodríguez, que siempre se ha declarado inocente, fue instado a dejar ("para no dañarlo") su partido de toda la vida, el PSOE, y se montó a lomos de su formación La Vall d’Albaida ens Uneix, con la que ha dejado a cero el marcador de ediles socialista. "La ciudadanía ha lanzado un mensaje de dignidad: a los alcaldes de Ontinyent los elegimos en Ontinyent, no en Valencia ni en Madrid", dijo tras su victoria. "Por encima de todo está la ética", le contestó este lunes el presidente valenciano, Ximo Puig, antiguo compañero de filas y fatigas.

La candidata condenada. Pilar Baeza, aspirante de Podemos a la alcaldía de Ávila, se erigió como una de los protagonistas de la campaña. Sentenciada en 1988 a 30 años de cárcel por colaborar en el asesinato de un joven, al que acusó de haberla violado, la candidata obtuvo el respaldo de la formación de Pablo Iglesias para tratar de hacerse con el bastón de mando. El partido hizo hincapié en que así defendía el derecho a la reinserción. Un argumento que ha convencido a muy pocos en la ciudad. La política, que apenas recabó 510 votos, se quedó fuera de la corporación y fue la novena fuerza del municipio, por detrás de otras como UPyD.

Gordillo y Cañamero. Las urnas depararon el domingo destinos diferentes para dos referentes del sindicalismo del campo andaluz. José Manuel Sánchez Gordillo, exdiputado autonómico de IU, consiguió revalidar por la mínima la mayoría absoluta en Marinaleda (Sevilla), con seis ediles frente a los cinco de la oposición. En cambio, Diego Cañamero, exdiputado nacional de Podemos, perdió en El Coronil, donde solo logró cinco concejales frente a los seis de los socialistas, que se hicieron con el Ayuntamiento.

Moneda al aire. En Tolox, un municipio malagueño de 2.000 habitantes, el empate ha sido total. PP y PSOE han obtenido 603 votos. Y, a falta de que la junta electoral decida sobre un recurso presentado por los socialistas por una papeleta declarada nula, la alcaldía podría decidirla el azar. De no prosperar las alegaciones, habrá que sortear quién ostenta el poder en este Ayuntamiento, como establece la legislación. Algunas veces se ha lanzado una moneda al aire para resolverlo.

El fuelle perdido de Vox. La formación de Santiago Abascal había construido en El Ejido (Almería) y Torre-Pacheco (Murcia) dos bastiones que este domingo fueron conquistados por otras fuerzas. En el primer municipio, donde Vox había ganado en las elecciones andaluzas y generales —cuando llegó a sumar el 30% de los votos—, quedó segundo con el 24%. Ganó el PP, que además suma con Cs mayoría absoluta para gobernar. En Torre-Pacheco, donde fue primera fuerza el 28-A con el 24% de los apoyos, cayó hasta la tercera posición con el 13%.

Con información de Pedro Gorospe, Ferrán Bono, Virginia Vadillo y Nacho Sánchez.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información