Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El voto extranjero también decide la alcaldía de Mijas

Un tercio de la población de este municipio de la Costa del Sol no es de origen español. Muchos proceden del Reino Unido, aunque están representadas en él 125 nacionalidades

elecciones municipales
Varios ciudadanos extranjeros votan en Mijas (Málaga).

Pasaporte en mano, el matrimonio británico formado por Mandy y Andrew Barrett votan este domingo por primera vez en España. Están jubilados. Hace 18 meses cambiaron su Inglaterra natal por la soleada Mijas, en el corazón de la Costa del Sol. A pesar del poco tiempo que llevan en su nueva casa, creen que deben participar en las elecciones locales y europeas. “En unas porque pensamos que el candidato que hemos votado puede mejorar nuestra ciudad. En otras, por motivos obvios”, aseguran. Prefieren no hablar del Brexit. Su cara cambia al mencionar la palabra. “Solo diremos que es un gran error. En su día votamos no a la salida de la Unión Europea”, aseguran en inglés.

Esta pareja forma parte de las 105 personas extranjeras que pueden votar en las dos mesas electorales ubicadas en el colegio público San Sebastián, el único centro escolar de Mijas pueblo. En su censo aparecen multitud de apellidos foráneos: White, Yordanova, Penke, Tizan, Adams, Borisova... En la pequeña localidad de coloridas macetas y fachadas encaladas, un tercio de las 3.000 personas que residen son expatriadas. “Somos muchos. Formamos parte de la vida diaria. Y creo que es nuestra obligación votar”, añade Christopher Brody, de 63 años, que ha votado en uno de los tres colegios electorales localizados en la Universidad Popular de Mijas. Su entrada ejerce de mirador a una típica estampa desordenada de pueblo blanco andaluz. “Aquí se vive con mucha tranquilidad”, añaden los británicos Joffrey y Catherine Cohen mientras a su lado pasan decenas de turistas cámara en mano. Algunos, en burrotaxi.

“Por mí, como si se presentan candidatos. Son vecinos, ¿no? Pues que tengan los mismos derechos y obligaciones”, destaca Manuel López, jubilado que comenta la jornada electoral con algunos amigos frente al Museo Etnológico de Mijas. Frente a ellos, sobre las mesas de los bares hay platos con alubias, huevos revueltos y bacon. El full english breakfast tiene aquí más peso que el tradicional pitufo malagueño. Los británicos son la población mayoritaria en el municipio, con casi 8.000 residentes, según el Instituto Nacional de Estadística. De las 80.630 personas que viven en Mijas un tercio son extranjeros, algo más de 25.000. Según el Ayuntamiento, proceden de 125 países distintos.

No todos votan. Solo pueden hacerlo ciudadanos procedentes de la Unión Europea o de la docena de países que tienen convenio de reciprocidad con España. De ellos, 3.137 han solicitado ejercer su derecho al voto, según datos de la subdelegación del Gobierno. Otros han preferido no hacerlo. “Yo no votaré hoy. Quizá debía haberlo hecho en las europeas, pero creo que en las locales no. No conozco bien a los candidatos ni qué prometen”, asegura la escocesa Kate Gellegher. “Tampoco entiendo mucho la política local, es un lío”, subraya mientras toma una cerveza con dos amigos en la terraza del hogar del jubilado.

“La ciudadanía extranjera es una parte muy importante de nuestro municipio. Y el Brexit ha afianzado a muchos en Mijas, se sienten mucho más vinculados a este territorio”, dice Juan Carlos Maldonado, candidato a la alcaldía mijeña por Ciudadanos. Maldonado es el principal protagonista del lío al que se refiere Kate Gellegher. En 2015 fue capaz de llegar a la alcaldía con solo cinco de los 25 concejales que conforman el Ayuntamiento de Mijas. Primero lo hizo con un acuerdo con el PP, hasta que se rompió. Luego, con el apoyo del PSOE y el grupo político Costa del Sol Sí Se Puede, que también acabó deshaciéndose. Más tarde, solo pudo contar con los socialistas. Finalmente, quedó en solitario. Este domingo su gestión será juzgada por sus vecinos. Un tercio de ellos, extranjeros. El voto guiri tiene mucho que decir en Mijas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información