Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox se querella contra los últimos 52 migrantes que saltaron la valla de Melilla

Interior solicita a Marruecos el rescate de 8 personas varadas en el islote de Perejil

Varios de los migrantes que saltaron la valla.
Varios de los migrantes que saltaron la valla.

Miembros del partido VOX en Melilla presentaron este viernes una querella criminal contra los 52 migrantes subsaharianos que entraron en la ciudad el pasado domingo a través de la valla. "Es un delito atravesar la frontera de un país soberano, con violencia y agrediendo a cuatro guardias civiles", ha comentado Jesús Delgado, líder de la formación en Melilla, a EL PAÍS. La denuncia pide la detención de los migrantes, que actualmente se encuentran en el Centro de Estancia Temporal (CETI), y la imputación de al menos dos delitos de organización criminal y alteración de orden público, según la agencia EFE.

El pasado domingo, 52 personas procedentes, principalmente, de Mali, Costa de Marfil, Guinea y Burkina Fasso, consiguieron alcanzar Melilla en el primer salto colectivo desde octubre de 2018. Más de 100 personas lo intentaron, pero al menos la mitad fueron repelidas por las fuerzas de seguridad marroquíes y la Guardia Civil. Por primera vez, todos los migrantes, que entraron al grito de "boza (victoria), asilo", solicitaron protección internacional de forma inmediata.

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos, con sede en Nador, ha denunciado que al menos una veintena de migrantes fueron rechazados desde territorio español, lo que supondría haber efectuado de nuevo devoluciones en caliente, condenadas por el Tribunal de Estrasburgo. Al menos un migrante maliense ha reconocido a este periódico haber visto cómo un compañero era devuelto a Marruecos tras haberse quedado enganchado en los alambres del vallado. Cuatro agentes de la Guardia Civil sufrieron contusiones leves, según la Delegación del Gobierno, y uno de los migrantes fue detenido por resistirse a la autoridad, aunque no se ha apuntado que hubiese violencia o agresión.

No es la primera vez que VOX hace un movimiento de este tipo. En julio de 2018, antes de que muchas delegaciones regionales estuviesen conformadas, la abogada malagueña y actual número seis por Algeciras Nuria Gutiérrez de Madariaga, presentó una querella similar contra los 602 migrantes que saltaron la valla de Ceuta. La denuncia fue rechazada por el juez.

Sí fueron detenidas, un mes después y tras una investigación de la Guardia Civil, 10 personas acusadas de atentado a agentes de la autoridad, pertenencia a organización criminal y daños "por organizar y dirigir la intrusión masiva y violenta". 22 agentes fueron heridos durante el salto, en el que los migrantes usaron cal, heces y otras herramientas caseras como los garfios y zapatos de clavos y usan para escalar, contra las autoridades españolas.

La entrada en España por un paso distinto de los cruces fronterizos establecidos (en el caso de Melilla, solo la frontera de Beni Ensar) se considera una infracción administrativa, y no un delito, con respecto a la Ley de Extranjería y ante la que procede la devolución. En caso de haber solicitado asilo, debe resolverse antes la solicitud. La apertura de un procedimiento penal no tiene ningún impacto en el curso de dicha solicitud, según Josep Buades, abogado del Servicio Jesuita a Migrantes, con sede en Melilla. "De los tres procesos, prevalece el asilo, en caso de que se admita a trámite", comenta.

Rescate en Perejil

Al otro lado del Mediterráneo, Interior confirmaba anoche que fuerzas marroquíes habían entrado en el islote de Perejil, a 10 kilómetros de Ceuta y a 200 metros de Marruecos, para rescatar a seis hombres y una mujer cuya patera encalló el día anterior. Según la ong Caminando Fronteras, los migrantes de origen subsahariano no habían podido continuar el viaje hacia la Península debido al fuerte viento y decidieron refugiarse allí.

Perejil es un islote de soberanía española frente a la costa marroquí, por lo que correspondía al Gobierno de España el rescate de las personas allí varadas. Pese a haber advertido de su posición sobre las 7.00 horas, no actuaron ni Salvamento Marítimo, ni la Guardia Civil, ni la Delegación del Gobierno en Ceuta, según ha publicado El Faro de Ceuta.

Después de más de 15 horas desde que se pusieron en contacto con Salvamento Marítimo, Interior logró acordar con Marruecos el rescate, ya que sus barcos estaban más cerca. La marina marroquí no acudió hasta pasadas las 22.00 horas, tras la ruptura del ayuno en este mes de Ramadán.

Es la segunda vez que Marruecos acude en ayuda de migrantes en el islote. En 2013, la marina marroquí se hizo cargo de un grupo de 13 personas que, supuestamente, no habían tocado tierra, según la versión de los agentes.

En 2002, Madrid y Rabat protagonizaron uno de los episodios más tensos en las relaciones diplomáticas entre ambos vecinos a cuenta de esta minúscula isla deshabitada. Una docena de gendarmes marroquíes desembarcaron en el islote, lo que desató una imponente operación militar para desalojarlos planificada por Federico Trillo, entonces ministro de Interior del Gobierno de José María Aznar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >