Interior centraliza en Málaga la gestión migratoria en el Sur

El estreno oficial será el 20 de marzo

Interior apuesta por Málaga como epicentro de la gestión migratoria de la frontera sur. La ciudad se prepara ya para ser la sede del Mando Único Operativo que coordina a todos los actores relacionados con la inmigración irregular en el Mediterráneo. Fuentes de ministerio explican que la elección de la capital de la Costa del Sol se debe a su “situación estratégica” debido “a su equidistancia” con Almería y la Bahía de Algeciras. Es en esa franja, aguas del Mar de Alborán y del Estrecho de Gibraltar, donde se realizan la inmensa mayoría de rescates.

Agentes de la Guardia Civil controlan en el puerto de Málaga la llegada de migrantes rescatados.
Agentes de la Guardia Civil controlan en el puerto de Málaga la llegada de migrantes rescatados. Getty

El órgano ejecutor del Mando Único, denominado Centro de Coordinación (CCOE), se está instalando ya en el edificio de Capitanía Marítima, frente al Puerto de Málaga. El estreno oficial será el 20 de marzo. Hasta allí se va a desplazar su máximo responsable, el general Félix Blázquez, con un equipo formado por 11 personas. Su labor principal es armonizar todas las tareas de los organismos implicados en la gestión de la frontera: desde el Centro Nacional de Inteligencia a Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Policía Nacional, Cruz Roja o departamentos de distintos ministerios. “El motivo es mejorar su capacidad operativa y su nivel de interactuación con los actores involucrados en la gestión integral de la inmigración irregular por vía marítima”, según un portavoz de Interior.

El CCOE es parte de la Autoridad de Coordinación para la Inmigración Irregular en el Estrecho y depende de la Secretaría de Estado para la Seguridad. Es una iniciativa del Gobierno de Pedro Sánchez puesta en marcha en agosto del año pasado con el objetivo de optimizar los recursos destinados al control de la inmigración irregular en la frontera sur. Entonces se eligió para dirigirlo al general de Brigada Manuel Contreras, jefe de la zona de Andalucía de la Guardia Civil. Como su puesto está en Sevilla, la primera sede del centro de coordinación fue la capital andaluza. Pero ahora se ha decidido el traslado a Málaga por ser una ubicación “más idónea”, según subrayan desde Interior. Contreras fue sustituido a finales de diciembre de 2018 por el general Blázquez, que se dedica en exclusiva a dirigir el Mando Único.

Más información
La burocracia empuja a los estudiantes extranjeros a un limbo de irregularidad
Melilla da un paso más para dificultar la nacionalidad española a los marroquíes
España rechaza tres de cada cuatro solicitudes de asilo

Entre las funciones del CCOE se encuentran la gestión de los flujos migratorios, la organización de los servicios de vigilancia marítimos y aduaneros, la coordinación de las actividades de la Armada o el análisis de la información de los países de origen de las personas migrantes. También dirige toda la logística relacionada con la llegada de inmigrantes en situación administrativa irregular: desde la decisión de a qué puerto deben dirigirse las embarcaciones de Salvamento Marítimo tras realizar sus rescates hasta la puesta en marcha de los operativos de acogida coordinando a los agentes de Guardia Civil y Policía Nacional, así como al personal de Cruz Roja que ofrece una primera acogida en tierra.

La costa de Málaga vivió un enorme crecimiento de llegadas el año pasado: de 2.292 personas migrantes de 2017 se pasó a 10.514 en 2018, casi cinco veces más. Este año ha empezado igual: de las 226 personas migrantes que llegaron el año pasado hasta febrero se ha pasado a 1.658 en 2019. Para mejorar su traslado y recepción, el pasado febrero llegó al puerto malagueño el buque insignia de Salvamento Marítimo, el Clara Campoamor, con capacidad para 500 personas, que se moverá entre el Mar de Alborán y los puertos de Málaga, Almería y Motril (Granada).

La hoja de ruta gubernamental para mejorar la gestión migratoria en la frontera sur incluye la construcción de nuevas instalaciones. Trabajo financia un nuevo centro de segunda acogida en Málaga que será gestionado por Cruz Roja. La infraestructura se suma al espacio de primera acogida —donde se atiende a los migrantes justo tras desembarcar de su travesía en patera— sufragado por el mismo ministerio e inaugurado a finales de año.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS