Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VOX

Abascal avisa a PP y Ciudadanos de que no será su “muleta despreciada”

Vox no informa de cuántos afilados han votado para reforzar el control de la dirección sobre el partido

El presidente de Vox, Santiago Abascal, en un acto público el pasado lunes. En vídeo, declaraciones de Abascal.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha advertido este sábado de que su partido no será “bastón de nadie ni muleta inútil y despreciada” tras las próximas elecciones generales, sugiriendo que elevará sus exigencias si PP y Ciudadanos le necesitan para formar Gobierno.

Abascal se ha mostrado satisfecho de que sus 12 diputados en el Parlamento andaluz auparan al popular Juan Manuel Moreno a la Presidencia de la Junta, pero ha advertido de que Vox no se resigna a este papel subalterno. “Aquellos a los que hemos apoyado no saben hacerlo y no lo están haciendo bien. Tienen miedo y, cuando hay que cambiar las cosas de verdad, no se atreven”, ha añadido. Su objetivo ante el ciclo electoral que se avecina es “salir a ganar” y “liderar la alternativa al frente popular”, en alusión a la coalición de izquierdas anterior a la Guerra Civil.

El dirigente nacionalista ha omitido cualquier crítica al PP, pero ha ridiculizado al “gallo francés”, en alusión al candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, del que ha dicho que “está muy alborotado y agresivo y tiene al otro [Albert Rivera] como pollo sin cabeza, cambiando de discurso todo el rato”. También ha cargado contra los medios de comunicación que, según él, “estigmatizan sistemáticamente” a su partido.

Abascal ha clausurado la asamblea general de Vox, que ha ratificado, además de las cuentas anuales y un código ético para sus cargos públicos, un cambio de estatutos que refuerza el poder de la dirección. Esta reforma ha sido ratificada por el 93,35% de los votos válidos, pero el partido no ha informado de cuántos de sus afiliados han votado. Podían hacerlo los 23.843 que había a 31 de diciembre pasado de forma telemática entre el lunes y el viernes de esta semana, ya que al acto celebrado este sábado en el Teatro Bellas Artes de Madrid solo fueron invitados los miembros de comités y gestoras provinciales. A falta de información sobre el número de votantes, el único dato cierto es que la asamblea, emitida en directo por el canal de Vox en YouTube, fue seguida por un máximo de 3.648 personas.

Abascal, que ha asegurado que Vox “es más un movimiento de reacción que un partido”, ha justificado la supresión de las elecciones primarias o que se niegue el derecho de voto a los afiliados con menos de nueve meses de antigüedad, con el argumento de que debe protegerse “de infiltrados y arribistas”. Se trata, ha insistido, de que “el partido esté controlado” y de “filtrar” a quienes se acercan a sus filas atraídos por el éxito que vaticinan las encuestas. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >