Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfonso Alonso reclama a Urkullu que extirpe el odio de la universidad tras la paliza a un joven

Las Nuevas Generaciones del PP advierten de que la Universidad de ha convertido en una "guarida de radicales"

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, con miembros de la juventudes del partido protestan por la paliza a un estudiante.
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, con miembros de la juventudes del partido protestan por la paliza a un estudiante.

Contra la violencia, el odio y la impunidad. El presidente del PP vasco, el exministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha reclamado este jueves al lehendakari, Íñigo Urkullu que garantice las libertades que proclama la Constitución, también en el ámbito universitario, después de la paliza que inicialmente dos encapuchados, a los que luego se sumaron varios más, le propinaron el pasado viernes a un estudiante al grito de "español de mierda" . Alonso y varios miembros de las juventudes del PP, Nuevas Generaciones, se han concentrado en la puerta de la Facultad de Letras para protestar por ese acto de odio que el miércoles condenaron todos los partidos, incluido EH Bildu y su coordinador, Arnaldo Otegi. 

Dos encapuchados a los que luego se sumaron varios más propinaron tal paliza a un joven miembro de una plataforma que proclama que sus miembros son tan vascos como españoles, que tuvo que ser intervenido y permaneció hospitalizado durante cinco días. La Ertzaintza sigue buscando a los autores en función de la información que trasladó la víctima y varios compañeros de la víctima que presenciaron la paliza. 

El presidente del PP del País Vasco, Alfonso Alonso, ha criticado que en el campus de la UPV/EHU en Vitoria no rigen los principios de libertad de expresión, de asociación, ideológica y de conciencia, "valores fundamentales por los que se peleó mucho y que están en el núcleo y en el corazón del pluralismo ideológico que defiende la Constitución española". "La libertad no está garantizada en el País Vasco y está prohibida en el campus de Álava" ha asegurado Alonso quien ha denunciado que en esta facultad existe un "grupo criminal" que campa a sus anchas con el amparo de la dirección de la universidad ya que dispone de locales propios.

De igual manera lo han expresado los miembros de las Nuevas Generaciones, que en un comunicado han asegurado que "todos sabemos donde están. Exigimos medidas de prevención y seguridad para el alumnado que garanticen su libertad de expresión y el pluralismo ideológico". El presidente de las juventudes del PP vasco, Aitor González, ha leído un comunicado en el que ha denunciado que este campus universitario se ha convertido en una "guarida de radicales".

Alonso ha precisado más: "Es un grupo que se dedica a amenazar a los estudiantes que no son nacionalistas y lo dicen". Según ha desvelado, la víctima de la paliza "recibió continuadas amenazas para que depusiera su actitud y dejara de defender sus ideas, y como persistió pensaron que debían darle un escarmiento mayor". "Quince cobardes encapuchados le acorralaron y le dieron una paliza; lo patearon mientras estaba inconsciente y eso es un hecho gravísimo e impropio de una sociedad democrática y libre", ha recalcado.

Alonso ha augurado que los agresores van a ser detenidos y van a pagar por lo que hicieron, que no va a haber impunidad y que "van a pasar una larga temporada en la cárcel", ha sentenciado para añadir a continuación que ese "castigo" y la "intolerancia con los intolerantes es una premisa indispensable para garantizar la libertad".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información