Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adelante Andalucía pugna por ser la izquierda del PSOE

Rodríguez y Antonio Maíllo, su compañero de fórmula, intentarán superar los 20 escaños que ahora suman por separado

elecciones andalucia 2018
Teresa Rodríguez junto a Antonio Maíllo y Pablo Iglesias. EFE

En Trigueros, un pueblo de Huelva, cuando la campaña andaluza comenzaba, Teresa Rodríguez se subió al escenario de una pequeña casa de cultura y ante un centenar de vecinos dio las gracias a los militantes y alcaldes de Izquierda Unida. La candidata de Adelante Andalucía a la Junta sabía que le quedaban 15 días para terminar de convencer a los fieles de este partido de que no iban a desaparecer al unirse a Podemos y perder su nombre. La alianza que culminaron en verano, pese a la resistencia de Pablo Iglesias, es la única manera que ambas formaciones han encontrado para tratar de acabar con 36 años de socialismo ininterrumpido en Andalucía.

Rodríguez y Antonio Maíllo, su compañero de fórmula, intentarán superar los 20 escaños que ahora suman por separado. Pero, además, confirmarán si durante las últimas dos semanas le han arrebatado al PSOE la bandera del andalucismo. Es en este sentimiento, que en el estatuto de autonomía se define como nacionalidad histórica, en el que han encontrado el asidero para intentar convencer a un 15% de indecisos socialistas.

Ante el tono nacional que ha terminado por marcar la campaña andaluza, Rodríguez ha querido erigirse en lo que denomina “la barrera de contención a las derechas”. En los mítines ha sido habitual escuchar el lema “no pasarán”. Y una vez que lanzaban el mensaje de que los andaluces son resistentes a estas políticas, miraban hacia el otro lado.

Susana Díaz ha perdido su nombre para convertirse en una nueva corriente ideológica. “El susanismo se parece al socialismo como un huevo a una castaña”, ha dicho hasta la extenuación Rodríguez. Adelante Andalucía ha hecho un ejercicio de funambulismo para no alejar al votante socialista indeciso. Le ha tratado de convencer garantizándole que el socialismo también está en su coalición. Y ha rematado prometiéndole que “no volcará el entusiasmo” de sus votantes en un gobierno con el PSOE. El domingo, según la suma de escaños, Adelante Andalucía decidirá si se abstiene o apoya la más que probable investidura de Díaz. Si es así, volverán a la oposición desde donde se consideran más útiles para ir “arrancando medidas que cambien la vida la gente”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >