Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament rechaza reprobar al Rey y la autodeterminación

La pérdida del voto de los cuatro diputados de Junts per Catalunya ha provocado la derrota del bloque independentista

El vicepresidente catalan, Pere Aragones, junto a Quim Torra, durante el pleno.

La pérdida de la mayoría independentista en el Parlament, al no contarse los votos de los cuatro diputados de Junts per Cataluña supendidos por el Tribunal Supremo y el de Toni Comin, de ERC, ha llevado a que la Cámara catalana haya rechazado este martes una propuesta del bloque soberanista sobre la autodeterminación de Cataluña, otra sobre la reprobación del Rey y otra sobre la constatación de la "persecución política y existencia de presos políticos y exiliados". En la propuesta que solicitaba abolir la Monarquía y la de la independencia el resultado ha sido empate a 65 votos. Cuando se producen tablas en tres ocasiones, como así ha sucedido, el texto decae.

La decisión de Esquerra Republicana de plantarse y rechazar la pretensión de Junts per Catalunya de que se puedan contabilizar los votos de Carles Puigdemont, huido en Bruselas, y de tres diputados de la formación encarcelados, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, ha abocado a que el bloque independentista haya perdido varias de las votaciones.

Junts per Catalunya y ERC sumaron 66 diputados tras las elecciones del pasado 21 de diciembre, de un total de 135 escaños.  Con el acuerdo adoptado por la Mesa del Parlament este martes su escaños se reducen a 62, y hay de descontar también el de Toni Comín (ERC), huido en Bruselas, que tiene planteado un recurso. En total, 61 votos. Aunque se sumasen los cuatro de la CUP, serían 65 y seguirían estando lejos de los 68 de la mayoría absoluta, informa Pere Ríos.

El resto de partidos, que forman la oposición en la Cámara catalana —Ciudadanos, el PSC, Catalunya en Comú y el PP— también suman 65 escaños, por lo que el independentismo tampoco tiene la garantía de imponerse en votaciones por mayoría simple. En caso caso de producirse un empate, una propuesta parlamentaria acaba decayendo si dicho empate se mantiene tras dos votaciones más.

Precisamente esa es la situación que se ha producido cuando en el debate de política general se ha votado una propuesta de resolución de la CUP que proclamaba el derecho "inalienable" de Cataluña a la autodeterminación. El texto que se ha sometido a votación exigía "el derecho imprescriptible e inalienable de Cataluña a la autodeterminación". Junts per Catalunya, ERC y la CUP han votado a favor, pero con la pérdida de esos cuatro diputados, el resultado ha sido de empate y el texto ha decaído. Otro de los documentos que no ha salido adelante es una propuesta transaccional de Junts per Catalunya y la CUP "contra la violencia, la represión y la falta de garantías judiciales". Este texto ha sido rechazado también al producirse un nuevo empate, informa Camilo Baquero.

La propuesta rechazada proponía además que el Parlament "reprobara" al rey Felipe VI y, en particular, su posicionamiento "contra las instituciones catalanas y sus representantes legítimos" en su discurso del 3 de octubre de 2017; y recordaba la existencia de una mayoría amplia de catalanes contrarios a la monarquía y, por lo tanto, exigía su abolición. En la votación sobre el Rey, los comunes han votado en contra, pese a las críticas que Ada Colau siempre ha realizado sobre el discurso que Felipe VI pronunció tras el referéndum ilegal del 1-O. El partido de Colau ha explicado que han votado en contra de abolir la monarquía porque en el punto seis de dicha resolución se insiste en el mandato de trabajar para lograr la independencia. Fuentes de los comunes aclaran que hubieran votado a favor si el texto se hubiera ceñido  exclusivamente al Rey. El Parlament ya prohibió hace tiempo las votaciones separadas de los diferentes puntos de las mociones.

Otra de las votaciones que el bloque independentista ha perdido es la de la resolución para que la Cámara "constatara" que "los procesos judiciales contra el independentismo y las libertades civiles han provocado la persecución por motivos políticos de centenares de personas y la existencia de presos políticos y exiliados". También "deploraba" que esos procesos "políticos" no respete las "más elementales garantías judiciales y democráticas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >