Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las soluciones para España son el federalismo y una reforma de la Constitución”

La Asociación por una España Federal propone superar el modelo autonómico y que el Senado sea "una Cámara territorial auténtica"

Los promotores de la Asociación por una España Federal, con Nicolás Sartorius en el centro. Ampliar foto
Los promotores de la Asociación por una España Federal, con Nicolás Sartorius en el centro.

Federalismo y una reforma de la Constitución como remedio a la crisis territorial y para adaptar la Ley Fundamental a las demandas actuales de la sociedad. La Asociación por una España Federal se ha presentado este martes en el Círculo de Bellas Artes con la prioridad de impulsar la cultura y conciencia federal en sus valores y animar a la modificación de la Constitución en un sentido federal y basada en los principios de cooperación, lealtad institucional y pluralismo. La construcción de una Europa "más justa y solidaria" es el tercer pilar de la institución, que surge para hacer "pedagogía" y fomentar un estado de opinión hacia un modelo federal que supere el Estado de las autonomías. "El sistema empieza a no funcionar o funciona mal. Hay un descontento por cómo funciona el modelo territorial y pensamos que solo podemos salir de la situación actual mediante reformas con una perspectiva federal. Federar es unir, no dividir", ha expuesto Nicolás Sartorius, uno de sus socios fundadores. En contraposición al modelo vigente, el federalismo serviría, según sus defensores, para obtener "un Estado más unido y más fuerte".

"Nuestro país tiene un problema grave estructural y hay que darle una solución. Creemos que el federalismo lo es", ha continuado Sartorius. Pero para él, lo primero es generar un caldo de cultivo ante la "evidencia de que no hay una gran cultura federal". "La reforma de la Constitución no es para mañana, pero tampoco para la eternidad. Hay que crear las condiciones", ha incidido frente a las posturas de quienes optan por el inmovilismo por un lado y los secesionistas proclives a la ruptura del Estado por el otro. "La historia de la Constitución es una historia de éxito, pero como toda construcción institucional encuentra límites. Procede revisar el traje", ha intervenido Joan Botella. El presidente de Federalistes d'Esquerres ha recordado que cuando se redactó la Constitución, España no formaba parte siquiera de la UE.

La revisión del modelo autonómico "obsoleto" es otra de las demandas de la asociación. "El Estado autonómico fue un avance importantísimo, ha logrado una descentralización notable y ha tenido un recorrido positivo en muchos aspectos pero hay un momento en que las cosas se agotan", ha incidido Sartorius, que se ha referido al modelo vigente como un "Estado cuasifederal". "Pero no se puede ser cuasi toda la vida. Hay que culminar los procesos", ha sentenciado.

Una de las razones que se han argumentado para avanzar en esa dirección es el "defectuoso reparto" de las competencias autonómicas, que ha dado origen a cientos de recursos en el Constitucional y que los promotores de la Asociación por una España Federal creen que hay que regular "de manera más clara". La conclusión a la que llegan los federalistas es: "Como no existen espacios de colaboración, tenemos un sistema autonómico en el que se busca la bilateralidad con el Gobierno". "El fallo elemental es que no hemos llegado a ser federales y tenemos un funcionamiento que tiende a lo confederal, lo que genera unas distensiones que hay que corregir", reflexiona Sartorius.

La inclusión en la Ley Fundamental de derechos que hoy se dan por descontado contribuiría, entienden en la asociación, a que las generaciones de españoles que no habían nacido en la Transición y perciben la Constitución con lejanía se identifiquen con el modelo de país que los federalistas promueven en última instancia. "Creemos que una reforma en sentido federal debería reconocer la profundización en nuevos derechos sociales que en 1978 no se pudieron incluir como es el caso de la sanidad, las pensiones o, en algunas circunstancias, la vivienda", ha afirmado Sartorius.

"Una cámara autonómica auténtica"

Para la Asociación por una España Federal tampoco hay instrumentos para la deliberación conjunta entre las comunidades autónomas y la Administración central: la Conferencia de Presidentes se reunió por última vez en enero de 2017 con la significativa ausencia del Govern de Cataluña.

La reformulación del Senado también contribuiría a superar la crisis política actual. "España debería tener una Cámara territorial auténtica, similar a la de países federales. Este Senado no funciona, no cumple para nada los requisitos de una Cámara territorial y no tiene ningún tipo de poder real salvo en casos puntuales como la aplicación del artículo 155 o ahora con la senda de déficit y el techo de gasto", ha observado Sartorius.

Entre los firmantes del manifiesto Por una España Federal se encuentran Diego López Garrido —el secretario de Estado para la Unión Europea (2008-2011) y portavoz del PSOE en el Congreso (2006-2008) es el nuevo vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas, en sustitución de Sartorius, que ha renunciado después de 20 años en el cargo—, el diputado socialista y catedrático de Derecho Constitucional Gregorio Cámara, y Fernando Lezcano, secretario de Organización de Comisiones Obreras. "Los sindicatos están en la línea del federalismo, lo llevan en su programa", ha valorado Sartorius. Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CC OO desde 2008 a 2017, ha asistido al acto.

Más información