Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del CNI comparecerá por la grabación a la amiga del Rey emérito

Unidos Podemos presiona para crear una comisión de investigación sobre las finanzas de Juan Carlos I

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, comparecerá en el Congreso, a puerta cerrada, para dar su versión sobre la relación de los servicios secretos con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del Rey emérito. Tras hacerse públicas unas grabaciones en las que la princesa afirma que Juan Carlos I la usó como testaferro, Podemos exige una comisión de investigación. El Gobierno trata ahora de atajar la polémica con la comparecencia.

Félix Sanz Roldán (izquierda) en unas jornadas sobre ciberseguridad en Madrid.

En 48 horas el Gobierno ha cambiado de actitud. Hasta el viernes nada había que decir sobre las grabaciones hechas públicas por Okdiario y El Españolen las que supuestamente se oye hablar a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del anterior jefe del Estado, con el comisario jubilado José Manuel Villarejo, que está en prisión preventiva desde el pasado noviembre por blanqueo de capitales, entre otros delitos.

En esa conversación la empresaria alemana alude a presuntas irregularidades en las finanzas del padre del actual Rey —asegura que la usó a ella como testaferro para ocultar patrimonio— y se queja del comportamiento del director del CNI. Este comparecerá en breve ante la Comisión de Gastos Reservados —que es como se denomina el foro a puerta cerrada en el que se tratan los secretos de Estado—, según informó ayer el Gobierno.

Respecto al propósito de la comparecencia, las fuentes gubernamentales señalaron que la intervención de Sanz Roldán tratará sobre “la actuación de los servicios secretos en relación con la señora Corinna Larsen”, nombre de soltera de la empresaria alemana. Si el viernes, según el Gobierno, no había nada que explicar porque esas grabaciones “son antiguas y, afortunadamente, no afectan al jefe del Estado, el rey Felipe VI”, como señaló la ministra portavoz, Isabel Celaá, desde ayer sí se cree necesario que hay que dar explicaciones. “No consideramos esas grabaciones”, señaló el viernes Celaá. Pero esa indiferencia del Gobierno no ha servido para que Unidos Podemos afloje la presión: el grupo exige la creación de una comisión de investigación sobre las finanzas del anterior jefe de Estado y fuerza así al PSOE a que tome postura.

“Ningún partido democrático tiene excusa para no apoyar esta iniciativa, porque ante una situación tan grave no caben dudas como las que dice el PSOE respecto a que son cosas del pasado que no afectan a Felipe VI”, defiende el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique. El Gobierno quiere poner ahora como cortafuegos la comparecencia de Sanz Roldán frente a la batería de iniciativas, además de la comisión de investigación, que los partidos de izquierda han registrado en el Congreso.

En fuentes gubernamentales se asegura que el general dará a conocer la información que tiene sobre la actuación de la amiga del Rey emérito. Ella, en las grabaciones citadas y en declaraciones posteriores, asegura supuestamente que Sanz Roldán la amenazó. Pero la oposición se fija sobre todo en las afirmaciones de Larsen sobre la existencia de cuentas en Suiza del anterior jefe del Estado y la utilización que de ella hizo como testaferro. Además, sostiene que se sirvió del abogado suizo Dante Canónica para crear una supuesta estructura de blanqueo.

Esta será la segunda vez que el general Sanz Roldán acudirá al Congreso para hablar de Corinna zu Sayn-Wittgenstein. En 2013 hizo lo propio al aparecer documentos en los que la alemana figuraba como consejera en delegaciones oficiales de viajes del entonces Rey de España, sobre todo a países del Golfo Pérsico. En esa ocasión, Sanz Roldán negó cualquier actuación del CNI en relación a la amiga de Juan Carlos I. Desde entonces, diversos testimonios han apuntado a conversaciones y reuniones de Sanz Roldán con Larsen.

Grabaciones

Las últimas conversaciones, poco antes de la abdicación del rey Juan Carlos, ya no fueron cordiales, como otras celebradas en torno a almuerzos, en las que también participó el entonces ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo. Esos datos figuran en los libros Final de partida y El Rey ante el espejo, de la periodista Ana Romero. Las tensiones entre Larsen y el general Sanz Roldán han sido corroboradas también por este periódico.

La grabación hecha pública estos días han vuelto a reavivar el papel de esta empresaria que este jueves pasado, en un comunicado, se declaraba “víctima de una campaña de descrédito con motivación política” y aseguraba haberse visto en medio de un “un sinfín de noticias falsas”. En esa nota, no obstante, Corinna zu Sayn-Wittgenstein no confirmaba ni desmentía que fuese ella la que habla en las cintas.

Los audios están siendo analizados por la policía para remitirlos al juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea. No hay certezas sobre si la grabación fue subrepticia o Corinna y el comisario jubilado Villarejo quisieron dejar grabadas acusaciones contra el padre del actual Rey.

Más información