Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 185 palabras que sentenciaron a Rajoy

El exconcejal que destapó la trama y el abogado que hizo testificar al líder del PP destacan los hitos del 'caso Gürtel'

Luis Bárcenas llega el pasado lunes a la Audiencia Nacional, que dictó ese día su ingreso en prisión.rn rn
Luis Bárcenas llega el pasado lunes a la Audiencia Nacional, que dictó ese día su ingreso en prisión.

Cuando el jueves se conoció que el PNV iba a votar sí a la moción de censura y, con ello, el Gobierno de Mariano Rajoy caía, José Luis Peñas, el exconcejal de Majadahonda (Madrid) que destapó el caso Gürtel, estaba en su casa preparando el recurso que presentará ante el Tribunal Supremo (ha sido condenado a cuatro años y 9 meses de prisión por recibir dádivas de la trama corrupta). “Tenía la radio puesta y, al escucharlo, me abracé a mi abogado. Lo primero que pensé es que, pese a lo duros que han sido todos estos años, ha merecido la pena”, dice.

A Mariano Benítez de Lugo, el abogado que consiguió que Rajoy acudiera el pasado 26 de julio a declarar como testigo en el juicio, la noticia le cogió en su bufete. “En poco minutos recibí medio centenar de whatsapp dándome la enhorabuena. Amigos que me decían que lo había conseguido, que era yo el que me había cargado al presidente. Yo solo puse mi granito de arena”, añade.

Tanto Peñas como Benítez de Lugo coinciden en señalar que aquella comparecencia ante el tribunal —“un hito judicial, era el primer presidente del Gobierno en ejercicio que lo hacía”, recalca el abogado— y el contenido de la sentencia han sido “fundamentales” en los acontecimientos políticos de los últimos días. “Recuerdo cuando acudí a Génova en 2005 a denunciar lo que estaba ocurriendo en Majadahonda y no me hicieron caso. Ahora se ha demostrado que tenía razón”, afirma el exconcejal, que en ese momento comenzó a grabar a Francisco Correa y dos años más tarde denunció el caso a la policía.

Benítez de Lugo incide en que la declaración de Rajoy ante el tribunal sacó a la luz “las contradicciones” entre la versión que durante los años de investigación había defendido el PP y las pruebas del sumario. “Sin aquellas dos horas, los magistrados no habrían podido convertir en verdad judicial lo que todo el mundo sabía: que Rajoy mentía”, sostiene. Para él, el párrafo de 185 palabras del folio 1.078 de la sentencia en el que se cuestiona la “credibilidad” del presidente del Gobierno “ha sido su puntilla política”. “No solo hablaba de la caja b del PP, como se esperaba, sino que ponía en evidencia al propio Rajoy”.

El abogado augura que el vía crucis judicial del político aún no ha acabado. “Vendrá el juicio por los papeles de Bárcenas [la contabilidad manuscrita en la que se recogían donaciones ilegales y pagos en negro] y saldrán los sobresueldos que el extesorero reconoció haberle pagado”, dice. Peñas también apunta en el mismo sentido: “El fallo no se limita a considerar probada la caja b sino que apunta claramente a que los dirigentes del PP percibieron pagos opacos para Hacienda”. Para estos dos personajes clave del caso, la Gürtel aún no ha acabado para Rajoy.

Relevo en la Fiscalía General

El cambio de Gobierno implica el final del mandato del fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, que ha estado solo seis meses en el cargo. La ley fija que el fiscal general cesará cuando cese el Gobierno que lo nombró, por lo que Melgar está desde este viernes en funciones. Así se mantendrá hasta que el nuevo Ejecutivo nombre a su sustituto.

Más información