Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bescansa ofrece un pacto a Errejón para desbancar a Iglesias de la dirección de Podemos

La cofundadora del partido renuncia a ir de 'número dos' de Errejón en la lista autonómica de Podemos

Bescansa en el Congreso.

La diputada y cofundadora de Podemos Carolina Bescansa ha incendiado el partido tras difundir en su canal de Telegram una propuesta-borrador con la que pretende tumbar, en una alianza suscrita con Íñigo Errejón, al secretario general del partido, Pablo Iglesias. La iniciativa, que ha sido borrada a los pocos minutos y de la que la diputada ha responsabilizado a su equipo, consiste en apoyar la candidatura del favorito a imponerse en las primarias de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid yendo como la número dos en la lista autonómica a cambio del favor de Errejón con vistas al liderazgo estatal del partido y las elecciones generales de 2020. Cerca de la medianoche, Bescansa ha anunciado a través de un comunicado en Twitter que renuncia a ir de número dos de Errejón en la lista autonómica de Podemos. La propuesta difundida esta tarde, según dice literalmente el texto, "aspira a transformar la Comunidad de Madrid en el embrión del futuro gobierno de España". La dirección de Podemos considera la aparición de este documento "un asunto de máxima gravedad". 

Errejón rechaza que se haya producido una negociación en tales términos, afirma que no lo conocía y asegura que no lo comparte. "Es un documento que me parece inaceptable. Lo desconocía y es un documento delirante y del todo punto inapropiado. No ayuda a remar", ha afirmado el diputado, que ha dejado entrever que será muy complicado que Bescansa vaya como número dos de la lista autonómica de Podemos si finalmente es el candidato. "En esas condiciones no podría. Si estas fueran las condiciones, en modo alguno", ha zanjado sobre el puesto que le había propuesto este lunes.

Bescansa niega cualquier responsabilidad en la elaboración de la propuesta acusando a un “error” de su “equipo” la filtración. Fuentes de Podemos sostienen que no tiene. “Es un borrador que ni siquiera había revisado. Cuando se hacen documentos borradores se ponen muchas cosas que finalmente no van (…) No estoy de acuerdo con todo lo que redacta mi equipo”, se ha tratado de justificar Bescansa. También ha negado su aspiración de suceder a Iglesias al frente del partido: “Ese planteamiento está fuera de lugar porque esta negociación no va de eso. Además en Podemos no hay ningún proceso interno que así lo permitiese”. Bescansa ha reconocido que mantiene una "posición crítica" con la dirección de Podemos "por discrepancias ideológicas importantes" pero ha insistido en que respeta "de manera escrupulosa los procesos internos". 

"Este acuerdo es vinculante para la formación de la lista para competir en las elecciones primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid y también para la conformación de la lista para competir en las futuras elecciones primarias de Podemos de cara a las elecciones generales y en el futuro proceso electivo de la secretaría general del partido", recoge el documento publicado por Bescansa. "En el primer caso, se acuerda el respaldo a la candidatura de Íñigo Errejón a través de la integración de Carolina Bescansa en su lista como número dos. En el segundo y tercer caso, se acuerda el respaldo a la candidatura de Carolina Bescansa como número uno a través del apoyo de los equipos, estructuras y recursos disponibles en el momento en que ambos comicios tengan lugar. El compromiso de apoyo mutuo implica el respaldo de estas tres posiciones en cualquier eventual negociación con otras fuerzas políticas, sin que quepa la alteración de este orden a partir de la formación de confluencias", expone la diputada.

Veto a Ramón Espinar

Aparte del reparto de poderes, la suscripción del acuerdo vetaría "la integración" en la lista "del portavoz de la corriente oficialista en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar". El escrito de Bescansa atribuye al secretario general autonómico de Podemos la "representación más visible en Madrid de la deriva política que esta candidatura aspira a contrarrestar". Errejón ha declarado en público que sí quiere contar con Espinar en la lista regional. Ambos han mantenido un fuerte enfrentamiento las dos últimas semanas a raíz del formato de primarias para la candidatura de la Comunidad. Espinar proponía que fueran en dos fases, una inicial para el cabeza de cartel y otra posterior para el resto de sus componentes. Finalmente serán simultáneas tras las presiones de Errejón, que impuso sus tesis a las de Espinar.

Bescansa sí reconoce que vetaría a Espinar de la lista autonómica. “Defiende un proyecto y una concepción para Podemos en la Comunidad de Madrid que no comparto. Si lo hiciera, no me plantearía ir en una lista alternativa a la actual dirección”, ha aseverado. “Me sentiría más cómoda compitiendo contra una lista encabezada por Espinar que yendo en la misma lista. Tenemos dos formas distintas de entender Podemos”, ha subrayado.

"Nadie debería vetar a nadie en Podemos. Somos compañer@s. El proyecto está por encima y 'debemos ser más grandes que nosotros mismos'. Tenemos hasta el viernes para construir la unidad y estar a la altura del reto de ganar al PP", ha reaccionado Ramón Espinar, el secretario general de Podemos en Madrid. El viernes finaliza el plazo para inscribirse en las primarias de las que saldrá la candidatura autonómica para las elecciones de 2019.

El "triple alcance" de este acuerdo implicaría, según la diputada, "la visibilización de dos niveles de discurso": "uno de corte madrileño, cuyo principal portavoz será Íñigo Errejón, y otro de corte estatal, cuya principal portavoz será Carolina Bescansa". "El diseño de ambas narrativas se llevará a cabo de manera solidaria y conjunta en el marco de los órganos que constituya esta candidatura", concluía.

Considerada una de las voces más respetadas de Podemos pese a su falta de poder orgánico, Bescansa se desmarcó el pasado octubre de la estrategia del partido sobre Cataluña al demandar "un proyecto político para España" en plena crisis por el desafío secesionista. "A mí me gustaría un Podemos que le hablase más a España y a los españoles y no solo a los independentistas", reprochó en la que fue la mayor crisis pública del partido desde la reelección de Iglesias en Vistalegre II ocho meses antes. Desde entonces Bescansa está recorriendo los círculos de Podemos con una propuesta de reforma constitucional de escaso éxito hasta el momento. Pero hasta hoy no había cuestionado de una manera tan clara y que trascendiera el liderazgo de Iglesias.

El documento de Bescansa establece que la lista autonómica liderada por Errejón estaría integrada por 25 candidatos ordenados en estricta cremallera, siendo 16 de ellos a propuesta del cabeza de cartel. Los nueve restantes correrían de parte de Bescansa, "buscando en todo caso el mutuo acuerdo sobre todas las candidaturas". De formularse este reparto sería un éxito para la diputada dada su falta de peso orgánico.

La propuesta también regula cómo los equipos de apoyo a la candidatura trabajarían de manera mancomunada. "Dada la actual desigualdad de recursos entre ambos", el equipo de Errejón proporcionaría "apoyo reforzado" a Bescansa a través de la asignación de tres personas de referencia para asumir las tareas de comunicación y prensa, redes y apoyo logístico. Una vez celebradas las elecciones autonómicas de 2019 se procedería "a una revisión de la distribución de recursos humanos y técnicos, sin que sea posible una distribución en la que cualquiera de las dos partes cuente con menos de 35% de los recursos que el grupo parlamentario decida asignar al apoyo a las estructuras de dirección de dicho grupo".

Según el reparto de poderes planteado por Bescansa, Errejón asumiría las responsabilidades propias del puesto de candidato a presidente de la Comunidad de Madrid y director de campaña, mientras que Bescansa asumiría las relativas al puesto de candidata a vicepresidenta regional y subdirectora de campaña, además de la coordinación del proceso de elaboración del programa electoral de Podemos para las elecciones autonómicas en Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información